lunes, 16 de marzo de 2009

NEIRA


Leo aquí algo que me resulta interesante, más que nada porque, así como son cientos las noticias que se me escapan, ésta la he tenido presente. José A. Pérez dice:

EL EFECTO NEIRA

El profesor Neira me da miedo. No sólo por esa cara demasiado naranja y esos ojos demasiado blancos. Me da miedo porque el coma le ha dejado místico, y si hay algo que no necesita el mundo es otro místico naranja con los ojos demasiado blancos.
Dice el profesor que su recuperación es un milagro en el sentido católico de la palabra. Y lo dice en la tele. En prime time. En Antena 3. Tele 5, mientras tanto, pone a punto la réplica de la tal Violeta Santander, esa fulana a quien el profesor Neira defendió de su novio. Contraprogramación de género.
Y, cuando parece imposible que la situación se vuelva más dantesca, tachán tachán, aparece Esperanza Aguirre. Esa Espe incombustible, capaz de mantener en el aire veinte mierdas al mismo tiempo, que va y le ofrece a Neira la dirección del Observatorio Regional de la Violencia de Género. Es el efecto mariposa spanish version: dos chonis se lían a hostias en Majadahonda y a un señor le hacen funcionario.
El profesor Neira es un héroe nacional por casi morirse, por recibir un mal golpe de un mal hijo de puta y por ser víctima de un sistema sanitario dantesco. Y en este país donde tanto nos gustan las víctimas y sus asociaciones, en este país donde los tullidos y sus familiares tienen voz política y ejercen como lobby, un profesor universitario es erigido en icono de no se sabe bien qué.
Estando en coma, Neira vio un túnel y vio que, al fondo, había una intensa luz. Él creyó que era Dios. Pero no. Sólo eran focos.
Por Jose A. Pérez

Está bien ir contracorriente, dudar, cuestionar y, sobre todo, tratar de ver la cara oculta de la luna. Es criticable que Espe intente ganarse unos puntillos dándole a este señor un despacho (del mismo modo que otorgar protagonismo y poder a las víctimas del terrorismo, por ejemplo, roza el absurdo)... pero cuando un argumento es falsario, quedas en evidencia:

No sé si este señor será católico, pero si lo fuere, tendría todo el derecho. Si encima ve a Dios, mejor para él.

Yo no le veo mala pinta, sobre todo sabiendo que acaba de salir de un coma. Si fuera horrible como un puto demonio, tampoco es como para andar soltándoselo a la cara, ¿no? Problema suyo también.

Porque, si tuviera gracia, sería otra cosa... pero conforme iba leyendo, iba yo pensando: "qué chico tan sagaz; cómo saca petróleo de donde no lo hay".

Y me he dicho: "todo ese ingenio no le vendría mal para otros asuntos"... Ésos en los que te metes hasta las trancas, contracorriente... y te ponen a parir.

Pero claro, es mejor tener lectores, ¿eh?

Por cierto, he dejado de comprar El Jueves. No es normal que se junte tanta gente y, entre todos, sean incapaces de hacer un chiste decente. Es mi lema: "en tiempos de crisis, a tomar por el culo". Y a Mi mesa cojea, le queda poco.