viernes, 22 de mayo de 2009

DOS MOROS


Jueves noche. Cenamos revuelto de espárragos, vemos dos capítulos de The Office y nos vamos, tarde, a la cama. Caigo del tirón. Sueño algo indeterminado hasta que Eguz se mete dentro, y me menea. Despierto. "Egoitz, ¿oyes eso?". Presto atención; sí, en la calle, alguien grita. Será gente de fiesta, que es jueves, pienso. No, claro, ya es viernes: el reloj marca la una y cuarto. Es una mujer, que grita. Vale, presto atención. Arriba, Inma se ha levantado, la oímos caminar hacia la ventana. Hago lo mismo, subo la persiana, abro la ventana. Eguz se acerca. Fuera, no vemos nada, pero la mujer grita que "esos hijos de puta se lo han llevado todo". Enfrente, a la izquierda, otra ventana se abre, dos personas se asoman. Hablan con la mujer y vamos entendiendo: "dos moros", dice, le acaban de asaltar; robándole el bolso, el móvil, etcétera. No sé si está llorando; grita, a ver dónde está la policía, pregunta. Eguz tiene línea directa con los municipales: cada vez que un hijo de puta aparca en un paso de cebra, ella llama. Lógico, un coche de niño no cabe por cualquier sitio, idiotas. Contestan. "Hola, mira, llamo desde Romo", dice ella. "Sí, eso es, ¿ya te han avisado? Vale, gracias". Cuelga. El coche de los munipas aparece de inmediato, en dirección contraria. Un chico dice que se han ido hacia Lamiako, que ha ido tras ellos pero que... "Dos moros", confirma, "en chandal: uno gris y otro azul celeste". Qué profesional, pienso ahora. El coche arranca. Nosotros bajamos la persiana, cerramos la ventana y volvemos a la cama. Efectivamente, estoy cansado; intento cuantificar cuánto habrá subido mi índice de racismo gracias a este incidente pero lo único que me viene a la cabeza son las noches que Eguz vuelve sola a casa, después de estar con las amigas.

5 comentarios:

Josep dijo...

Hace dos semanas me quedé mirando la tele hasta tarde. Laura ya dormia. A eso de las 2:30 oigo riudos, me asomo y veo un tipo rompiendome a patadas el bloqueo del manillar de la moto. Le grito y sale corriendo.
Ignoro su raza, religión, condición sexual o equipo de futbol, pero desde ese dia, tenemos macetas en el balcón.

(fijo que era del madrid)

Iker dijo...

Mientras leía el post yo también pensaba en las veces que vuelte sola a casa Estefanía (bien sabéis dónde vivimos), hemos coincidido en la última línea... y en algo más.

Un abrazo y que paséis/pasemos noches mejores.

bergara dijo...

La mora-almeja de la semana; cuando salgas de noche, hazlo vestido con un chandal (azul celeste a ser posible).

El Moro dijo...

bah!, no se porque se puso así, total pa 22 euros y un movil de mierda que tenia....

egoitzmoreno.com dijo...

No habéis reparado en lo más importante... ¿Vosotros sabéis cómo huele el pis después de comer espárragos trigueros?

pensad en ello; lo demás es baladí.

un abrazo