domingo, 31 de mayo de 2009

STAR TREK


Vale, lo ha hecho.

El otro día fui a ver la última de Star Trek, intrigado por ver si el nuevo ídolo de la chavalería, J. J. Abrams, podía resucitar una franquicia que llevaba demasiado tiempo oliendo a podrido. Y... bueno, por decirlo con suavidad, esta peli es una patada en toda la boca al bueno de George Lucas, que ha demostrado no tener ni puta idea de cómo son las cosas fuera de su rancho.

Tiene ritmo. Y no hay que darle muchas vueltas, ése es el secreto... Y, como es CiFi, hay que ser benévolo y no hacerse muchas preguntas (porque la inverosimilitud es creciente a lo largo de la historia) o se le verá el plumero a todo y la cosa caerá por su propio peso; y es que muchos problemas se resuelven de forma no muy elegante (para que nadie cuestione la heterosexualidad de los protagonistas, han metido a una negra cachonda; el malo es más bien mierda; los integrantes de la nave parecen chavales; el cameo de Nimoy raya lo ridículo; etcétera)... pero da igual, sólo en el gancho inicial hay más cine que en toda la última aventura de Indy. Y punto.

Deberían plantearse darle la patada a Nolan y dejar que el gafitas se hiciera cargo del próximo murciélago, porque este tío sabe... Tanto es así que voy a verme, en breve, la tercera entrega de Misión imposible, no te digo más.

Hale, te dejo con algunos diseños que James Clyne realizó para la peli:





2 comentarios:

Bernat dijo...

Como ves acabo de descucrir que se pueden hacer comentarios :)
La tercera de Misión Imposible es acojonante, muy buena, para mi la mejor, mejor que la de Bryan de Palma...

egoitzmoreno.com dijo...

Berni...

La veré en breve; en cuanto tenga un rato.