viernes, 5 de junio de 2009

HEGEL Y LAS PALABRAS


El papel desempeñado por la singular expresión alemana Was für ein Ding... en el pasaje del ser-para-otro al ser-para –sí no puede menos que recordar las observaciones irónicas en cuanto a que “según Hegel”, el Absoluto habla alemán”. Además, éste no es el único caso: en la Lógica hay toda una serie de “pasajes” conceptuales basados en juegos de palabras o ambigüedades propios del idioma alemán: por ejemplo, los tres significados de Aufhebung (anular, conservar, superar), el modo en que la categoría de Grund (razón y fundamento) es deducida del verbo alemán zugrundegehen (decomponer, desintegrar) como zu-Grunde-gehen (ir al propio fundamento), etcétera. Pero Hegel de ningún modo concibe estos rasgos como una especie de privilegio del alemán (a diferencia de Heidegger respecto del alemán y del griego). Para Hegel, éstos son coincidencias afortunadas en las que, por azar, el significado de alguna palabra (más exactamente, la escisión de su significado) adquiere una dimensión especulativa. Los significados habituales y cotidianos de las palabras siguen activos en el nivel del entendimiento, y las definiciones científicas “exactas” no hacen más que endurecer el cerco no-dialéctico; el significado especulativo que, en principio, elude tanto a las palabras (conceptos) como a las proposiciones, puesto que sólo emerge en el movimiento completo del silogismo, este significado, en virtud de un encuentro contingente feliz, puede surgir en el nivel puro de las palabras.

Žižek, en Porque no saben lo que hacen (Paidós).

Leyendo esto, he recordado que el euskera es también (como el griego y alemán) un idioma aglutinante. Ergo una nueva revolución filosofía se espera en Euskadi, por parte de éste. Sin duda:

3 comentarios:

Patxiló dijo...

Así me gusta, que me ponga usté delante de un lauguru de esos.

Ezkerriq ajcó.

LOPERRRRL dijo...

JAJAJAJJA

El ingeniero que salvó EusCadikatuta

Anónimo dijo...

Este inútil nos va a llevar a la bancarrota económica, moral, filosófica y estética.