miércoles, 17 de junio de 2009

LA MENTIRA


Vegetamos en nuestra vida cotidiana, profundamente hundidos en la mentira universal que la estructura, cuando, de pronto, algún encuentro totalmente contingente (el comentario casual de un amigo, un incidente que presenciamos) suscita el recuerdo de un antiguo trauma reprimido y conmueve nuestro autoengaño. El psicoanálisis es en ese sentido radicalmente antiplatónico: lo universal es el ámbito de la falsedad por excelencia, mientras que la verdad surge como un encuentro contingente particular que la hace visible como "reprimida". La dimensión perdida en la "posibilidad" es precisamente este carácter traumático, no garantizado de la emergencia de la verdad: cuando una verdad se vuelve "posible" pierde su carácter de "evento", se convierte en una mera precisión fáctica y como tal pasa a formar parte de la mentira universal gobernante.

Žižek en Porque no saben lo que hacen (Paidós).

No hay comentarios: