lunes, 13 de julio de 2009

INEJIRO ASANUMA


Siete vidas para mi pais. ¡Diez mil años para Su Majestad Imperial, el Emperador!

Es lo que dejó escrito en la pared de la prisión Otoya Yamaguchi, antes de quitarse la vida.

Y esto es lo que hizo para llegar allí:

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Ahí sí que saben debatir, hoygan.

Anónimo dijo...

BANZAAAAIIIII!!!!!!!!!!