viernes, 24 de julio de 2009

SU MOMENTO DE GLORIA


__- Me jode esperar, sólo es eso.
__- A mí también, cariño, pero eso que haces con los dientes me pone muy nerviosa...
__Él se levantó, paseo por el camerino y volvió a sentarse. Le temblaban las piernas y el traje, hecho a medida para la ocasión, le hacía sudar como un cerdo.
__Se abrió la puerta de golpe.
__- ¿Qué tal, chavales?, ¿todo bien?
__Era Mike, el tipo encargado de ocuparse de ellos. Y de otros tantos. Su trabajo consistía, básicamente, en impedir que los concursantes huyeran justo antes de salir al escenario por primera vez.
__Pero ése ya no era el problema. Ellos ya habían actuado, y la puntuación había sido tan alta que el paso a la siguiente fase estaba asegurado.
__- Eh, ¿qué pasa, tío? –preguntó Mike, simpático.
__- No sé, el corazón me va a mil.
__Mike cerró la puerta. Abrió una neverita y sacó un refresco.
__- Un poco de azúcar te vendrá bien, toma.
__- No, no... Ya me he bebido cien, voy a reventar.
__Mike se sentó a su lado.
__- Vais a pasar. Sois los mejores... ¿Cuál es el problema?
__- Ése, precisamente.
__- Cree que es muy joven para triunfar –dijo ella.
__- ¿En serio piensas eso?
__- Sí, quiero irme a casa y olvidarme de todo, en serio, quiero salir de aquí.
__Mike abrió su riñonera y sacó una bolita marrón.
__- Es el miedo al éxito lo que hace que el corazón te vaya tan acelerado. Créeme, llevo años viéndolo. Los artistas de verdad teméis... el momento de iluminación; creéis que la luz os puede cegar... ¿verdad?
__- Sí, bueno, puede ser... –acertó a decir él, mientras ella le pasaba la mano por la espalda.
__La puerta se abrió. Un gordo, con cara de mala leche, los miró antes de hablar.
__- Mike, salen en diez minutos. Menos charla y más organización, joder.
__Cerró la puerta y, por un instante, el horror se apoderó del camerino. Ella sonrió asustada. Mike sacó un cigarro.
__- Vale, no tenemos mucho tiempo: vamos a calmar esos nervios, ¿de acuerdo?
__- ¿Cómo?
__- Haciéndonos un canuto, enorme, como la cabeza de un subnormal.
__- Eh...
__- Tranquilo, tranquilo... Hazme caso, que esto es cojonudo para relajarse. Vas a tener tu momento de gloria, y lo vas a vivir como nunca, chavalote.

Descarga el vídeo aquí.

4 comentarios:

David dijo...

je... cojonudo!!
Tio, estas perdiendo dinero escribiendo solo para los cuatro que te leemos...

Anónimo dijo...

el niño fumeta... es dios.

muy bueno.

El cojón de Campeche dijo...

Igual y es porque lo estoy viendo con un morón más grande que el que lleva Alfonsito, pero a este no le veo mucho la gracia...

Trip dijo...

"Haciéndonos un canuto, enorme, como la cabeza de un subnormal" JAJAJAJAJAJA

Cojonudo, señor.