miércoles, 11 de noviembre de 2009

EL PROTOCOLO


___- Sólo digo que deberíamos elegir mejor los trabajos, no sé... ¿Por qué somos voluntarios, si nos van a pagar lo mismo?, ¿tan rara te parece mi postura?
___- No, no me parece rara... Me parece una puta chorrada...
___- Porque, a ver, todos estos datos... ¿Qué ha hecho esa pobre mujer concretamente? Sólo quiero saber eso...
___- Recuerda el protocolo, Jimmy... No quiero líos, ¿vale? Ésa no es una "pobre mujer", es "el objetivo". Y si no puedes mantenerte sereno pediré que me asignen otro compañero.
___- Ya, bueno... A la mierda el puto protocolo.
___Jimmy bajó la ventanilla y vació el cenicero.
___- Hostias, ¿por qué haces eso?
___- Porque llevamos cinco horas aquí y este coche huele de puto culo, por eso.
___Jack miró su reloj. Eran las siete y diez. El objetivo iba a salir de casa en cinco minutos. Como el día anterior, como todos los días laborables del año.
___- Luz. En el portal –dijo Jimmy.
___La puerta se abrió. Sarah salió de su casa y caminó calle abajo.
___- Vale. Vamos –dijo Jack.
___Salieron del coche y entraron por un callejón. Sarah siempre desayunaba en la cafetería de un tal Peter Muller; no era nadie que les interesara, así que esperaron en el parque, a cierta distancia. Jimmy se asomó a una papelera y cogió un periódico.
___- Será de ayer.
___- Me da igual, es por pasar el rato.
___Jack despreciaba el poco interés de su compañero por su trabajo. Se había imaginado que la suya sería una vida de glamour y países exóticos pero ya llevaba dos años destinado en Boston, con Jimmy, realizando operaciones de ejecución. Un asco.
___- No podemos hacerlo –dijo Jimmy.
___- ¿Qué?
___- "Sarah Monroe"... Mira –dijo mostrándole el periódico-, es una... científica.
___- ¿Y qué?
___- Joder, lee, se dedica a... a salvar vidas y promover leyes de...
___Jack, molesto, le quitó el diario.
___Leyó.
___- Es una zorra, que quiere evitar que aumente el presupuesto destinado a las farmacéuticas, especialmente a Niggel Point.
___- Pues eso. Dicen que tiene pruebas de...
___- Cállate, ya sale.
___Sarah cruzó la calle. Marcó un número de teléfono en su móvil.
___- No nos han contado... Hostias... Según el informe, tiene contactos con grupos islamistas... Es tan ridículo que no sé qué estamos haciendo aquí. En serio... ¿Qué cojones estamos haciendo, Jack?
___Jack lo miró. Sin parpadear. Jimmy comprendió todo.
___- Tú... ya lo sabías –dijo.
___Jack cruzó la calle.
___- ¡Espérame, joder! Ella no es el enemigo, me cago en la puta... Tenemos que abortar, alguien me tiene que explicar por qué estamos eliminando ciudadanos estadouni...
___Jack se giró; Jimmy noto un pinchazo en el estómago.
___- ¿Qué... haces?
___- Lo siento, tío. No me caes bien, es verdad, pero tampoco quería llegar a esto. Eso lo sabes, ¿verdad?
___- Jack... No lo... hagas...
___- Sólo estoy aplicando el primer punto del protocolo, Jimmy. No es nada personal.
___Jimmy sintió el calor en la nuca. Era como le habían enseñado: sensación de mareo, náusea, algo de euforia y una completa disposición a hacer lo que le ordenaran. Niggel Point había sintetizado una droga infalible.
___- Escucha Jimmy... Camina hasta la acera... En cuanto, llegues a la altura del semáforo, espera a que venga un camión de ésos, lánzate y deja que te pase por encima, ¿de acuerdo?
___Jimmy no dijo nada, se giró y, tambaleándose, caminó hasta el semáforo. Dejó que pasaran un par de coches y se puso delante de un trailer.
___Jack no se quedó a escuchar el frenazo o los gritos. Siguió a Sarah hasta el interior del metro y consiguió colocarse tras ella en la cola. Ella validó su billete y él hizo lo propió. Cuando pasaron bajo un punto ciego, ella sintió un pinchazo en la espalda. Perdió el equilibrio, pero Jack la cogió antes de caer al suelo.
___- ¿Se encuentra usted bien?
___- Oh, no sé... Yo...
___- ¿Un mareo?, ¿ha bebido usted algo? -preguntó Jack, jovial.
___- No, no... Si sólo son las...
___Un tipo se acercó a ellos, con ánimo de ayudar.
___- Tranquilo, soy policía –dijo Jack.
___- Igual... estoy embarazada –sonrió Sarah.
___- Es una buena noticia. ¿Puede usted caminar?
___- No sé, uf...
___- Atiéndame, Sarah...
___Ella sintió pánico al escuchar a Jack decir su nombre.
___- Camine hasta el arcén. Cuando vea que llega el metro, tírese a la vía y muera, ¿me ha entendido?
___- Sí –dijo ella.
___Y comenzó a llorar.

Puedes descargar el vídeo aquí.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

El vídeo ya lo hbía visto -y quien no- pero es la mejor que he leido hace mucho tiempo. Muy bueno.

Anónimo dijo...

GUAU

Rusty dijo...

Brillante. Con cuatro datos bien seleccionados creas un ambiente...

Anónimo dijo...

esta chulo, sí.

Anónimo dijo...

Eh, esto está bien.

Petri dijo...

Me he quedado alucinado. Es una gozada de texto.

Me gusta tu blog.

Anónimo dijo...

ESTE ES EL MEJOR QUE HAS ESCRITO.