viernes, 4 de diciembre de 2009

ORGULLO


Anoche, un montón de neonazis exhibieron banderas franquistas y cantaron el que viva España al Athletic (que, por cierto, le endiñó tres goles al Austria de Viena). Unos cuantos ultras asaltarón el campo durante unos veinte minutos, obligando a suspender el partido.
Flipé cuando se reanudó. Inexplicable.

Pero, a lo que iba, cuando dos mil (por decir algo) imbéciles han de asumir tu estrategia (en este caso, la representación de lo vasco que hace el Athletic) para atacarte es prueba inequívoca de que estás haciendo bien las cosas.

Y los puntos se vienen a Bilbao. Oso ondo Athletic.



I M A G E U P D A T E


No hay comentarios: