martes, 1 de diciembre de 2009

QUÉ MAJOS TODOS


Juanito me manda un vídeo en el que podemos ver cómo, por mucha cara de feliz que tenga tu marido cuando se ha metido algo, cuando canta su mierda es mejor no corregirlo:

Inmediatamente, me ha venido a la cabeza este post de Pajarracos, en el que se muestran una serie de mujeres quemadas con ácido, en Bangladesh, parece ser, que da bastante por el culo. Y es que, con semejante cabronazo, quién sabe cómo puede terminar la historia.

Si quieres, haz click en la imagen para verlas todas y amargarte un poco el día:

Por cierto, el vídeo del hijoputa, puedes descargarlo aquí.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Cuánto hijo de perra...

Anónimo dijo...

que fuerte, que asco, por favor...