lunes, 15 de marzo de 2010

ELEGANCIA Y GLAMOUR


Hay taxistas que son puta basura: el coche huele mal, te llevan por el camino más largo y se tiran todo el trayecto opinando sobre cualquier cosa, ofendiendo a la gente con su pésimo gusto.

Pero otros... Otros son dioses al volante: con clase, tratando al cliente con exquisito tacto, no aceptando propinas y dando su tarjeta para que los llames cuando quieras.

Haz click en la foto, anda:

Efectivamente, mi buen amigo Juanet me manda este impagable documento, asegurándome que es una tarjeta real, de un taxista de su pueblo... al que, me dice, le gusta ser despertado, a horas intempestivas, para escuchar cualquier calificativo que tengan a bien regalarle.

Y... Pues nada, si a alguien le apetece insultar un rato y no tiene a nadie a mano, ya sabe: el Facha Bigotón siempre a su disposición. Ése es su lema.

1 comentario:

Anónimo dijo...

JAJAJAJAJAJAJA