lunes, 5 de abril de 2010

LO MEJOR DE ARNIE


Alguien debería explicárselo a los de la Etabatasuna: el buen asesino ejerce con libertad tras obtener unos buenos resultados electorales. No antes.

Tomen ejemplo del Sr. Aznar, que esperó a ser presidente para, desde las Azores, zambullirse en un mar de sangre... No lo hizo cuando era un simple trepa de tres al cuarto, por ejemplo, en Oyón. No. Fue paciente. Porque él sí sabe de matar bien, amigos radicales.

Y si buscamos un poco más de glamour, miremos al otro lado del charco, porque... ¿acaso firmó Schwarzenegger sentencias de muerte antes de ser gobernador? No. Esperó a que el pueblo le pusiera la pluma en la mano. Y, ojo, estoy seguro de que, ya desde niño este buen austriaco se moría de ganas de romperle el puto cuello a más de un delincuente hijo de perra... Pero aguantó; democráticamente.


¿Cómo venció la tentación?

Bueno, es que en los EEUU siempre queda una salida maravillosa; la llaman Cine:


Puedes descargar el vídeo aquí.


I M A G E U P D A T E

2 comentarios:

Anónimo dijo...

joder, igual estamos ante el peor actor de la historia.

Anónimo dijo...

Buena introducción al vídeo. Pero estás fatal.