jueves, 22 de abril de 2010

NOUVEAU CUISINE


Eneko se propone cuidar de todos nosotros y me envía el típico email con algo que, si bien todos sabemos, algunos somos capaces de pasar por alto de vez en cuando para someter al cuerpo a un duro proceso de resistencia, en pos de convertirnos, algún día, en superhéroes mutantes. Hale, toma:

CARNE DEL KEBAB
Descripción

Soy veterinario y os puedo decir de que está hecho el kebab ya que somos los que tenemos competencias sobre todo el proceso (no los veterinarios donde llevas a tu perro sino los de las administraciones públicas)

Está compuesto básicamente de vísceras de ternera, pollo o cordero (también llamado ternera en la carta donde lo comes), eso es: intestinos, corazón, pulmón, mediastino, ojos, vamos, todos los llamados "subproductos". A veces cae alguna falda (músculos del abdomen que es de dónde saca la carne Mcdonalds), todo esto se mezcla con grasa de ternera, sal, algún aditivo, muchos conservantes para mantener la carne durante días en el rodillo sin que se pudra y especias. Se prensa y se pincha en una barra de acero para cocinarse como ya sabéis.

* Un estudio español advierte del "escandaloso" nivel de sal y grasas saturadas de la 'carné'.
* Contienen la mitad de calorías recomendadas para una mujer en un sólo día.
* Además, el 35% de ellos tienen restos de carne distinta al pollo o a la ternera.

La respuesta acaba de darla un estudio realizado por los responsables de calidad alimentaria español, que ha desvelado que los kebabs contienen una media de 1.000 calorías, una cantidad que el portavoz de los autores del estudio, Geoffrey Theoblad, "es una causa seria de preocupación".

Este vídeo se ha realizado para vender este producto a los pequeños comercios cuyo fin es vender al cliente final, por supuesto aquí no se ven los "subproductos" de los que se habla pero si se ve la elaboración del donner.

Nivel "escandaloso"

Y es que un doner kebab contiene por sí solo toda la cantidad de sal recomendada para una persona cada día, un 150% de las grasas saturadas diarias que se deberían ingerir y cubre el 50% de la cantidad de calorías que una mujer debería tomar cada día.

De hecho, el estudio, que ha tomado muestras de 494 kebabs en 76 municipios para comprobar su valor nutricional, subraya que los niveles de sal, calorías y grasas saturadas es "escandaloso", pese a que nunca se ha considerado que los kebabs formen parte de una dieta con un nivel controlado de calorías.

En este sentido, derrumba la creencia de que los kebabs pequeños son más sanos que los grandes, ya que no existe una gran diferencia de calorías entre unos y otros.

El kebab que tiene el dudoso honor de ser el menos sano de España concretamente de la región murciana por su alta humedad, necesita un alto nivel de conservantes y grasas para mantenerse en buen aspecto de cara al público y tiene una carga calórica de 1.990 calorías...antes de incluir las
salsas y las ensaladas.

Carne extraña

Además, estos expertos han encontrado algo igual de preocupante: que el 35% de estos bocadillos contienen carne distinta de la que se dice vender, sobre todo cerdo, algo que tienen prohibido los musulmanes.

En este sentido, Theobald ha calificado como "totalmente inaceptable" que personas con una determinada fe compren una carne que se supone que está comercializada como Halal -la que respeta las tradiciones musulmanas- y terminan comiendo algo que va en contra de sus creencias.

Puedes descargar esta asquerosidad aquí. Y aquí, más mierda.


I M A G E U P D A T E

1 comentario:

Rose Kavalah dijo...

Gracias, gracias y gracias.

No pienso probar nunca más esta basura