viernes, 23 de abril de 2010

SAMARANCH


Cagarse en los muertos siempre está bien. Sobre todo, si aún están calientes. Iñaki Anasagasti, desde su blog, nos recuerda la noticia con la que los telediarios no se atreven a lidiar. Con dos cojones:

HA FALLECIDO UN CONNOTADO FRANQUISTA

Ha fallecido Juan Antonio Samaranch. Descanse en paz. Pero en la hora del adiós, y de una larga vida de 89 años, hay que recordar que más de la mitad de esa vida no solo apoyó una dictadura sino formó parte de ella siendo uno de los más conspicuos colaboradores del siniestro Ramón Serrano Suñer.

Mientras Catalunya estaba sojuzgada, sin libertades, él medraba en el régimen y se convertía en uno de los ejecutores más eficientes del ministro Jesús Solís, el de los sindicatos, el de las paradas deportivas, el de los homenajes a un asesino. Y nunca condenó el franquismo.

No mento en este recuerdo su labor al frente del COI. Para eso está el 99% de los medios de comunicación que solo van a resaltar esta faceta de su vida, ignorando culpablemente la otra, la del ejecutor de una dictadura siniestra. Que nadie se extrañe pues lo que le está ocurriendo al juez Garzón cuando ante el fallecimiento de uno de los dirigentes de un sistema como aquel, es tratado con semejante ditirambo. El propio rey, que no tuvo tiempo de ir al funeral de Miguel Delibes, ya ha salido a mostrar el dolor por la pérdida de este buen franquista.

Descanse en paz, lo que él en vida del dictador, no permitió a los demócratas.


6 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues sí, con dos cojones.

Winston Smith dijo...

Si con este lacayo ha habido un funeral de estado (o casi). No quiero ni imaginar lo que será esto cuando la palme ese perro sarnoso y sanguinario llamado Fraga.

Y al Borbón lo que hay que recordarle es como acabó su antepasado Luis Capeto.

Spain is different... para todo.

Rose Kavalah dijo...

No te dejes engañar. Están saludando a uno que pasaba en coche justo en ese momento. Están diciendo: "Veeeeengaaaaa"

Luis Capeto dijo...

Quién fui? Cómo acabé?

El proceso contra Luis [XVI de Francia] comenzó el 1 de diciembre de 1792, bajo cargos de alta traición. Fue sentenciado a muerte en la guillotina el 21 de enero de 1793, por 361 votos a favor (uno de los cuales era de su primo Felipe Igualdad), 288 en contra y 72 abstenciones. Despojado de todos sus títulos por el gobierno republicano, el Ciudadano Luis Capeto, llamado así por los revolucionarios para quitarle su rango de rey, fue guillotinado frente a una multitud embravecida.

fuente: cómo no, Wikipedia.

Saint-Just dijo...

'En Diciembre de 1792, durante el juicio al rey, en su celebrada presencia ante la Convención Nacional, Saint-Just giró hacia la derecha, lado en el que estaban sentados los Girondinos, y declaró: "Este hombre debe reinar o morir". La alternativa excluia sobrevivir. Luis Capeto no pudo entrar en la comunidad republicana. Como rey, recibía su autoridad de Dios. La única ley que conocía la república era la libertad. Cuando fue cortada la cabeza de Luis XVI en Enero de 1793 en el Palacio de la Revolución, fue a Dios al que le cortaron la palabra. La república, y por lo tanto la interlocución, solo puede ser fundada sobre un deicidio; comienza con la aserción nihilista de no hay un Otro. ¿Son estos son los comienzos de una humanidad huerfana?' "Moralidades Posmodernas" (pag. no-se-cual).

egoitzmoreno.com dijo...

Yo, por decir algo, os recomiendo:

http://www.roncandoenelnostromo.com/2009/05/hegel-y-el-rey.html