viernes, 28 de mayo de 2010

LENDAKARIS MUERTOS


Ay, Dios, qué buenos:

___Al bakala se la suda la independencia.
___Al bakala se la suda el estado opresor.

___El pueblo quiere drogas.
___El pueblo quiere alcohol.
___El pueblo quiere sexo, sin pagar mucho mejor.

___Por eso
___ETA, deja alguna discoteca.


Esto me llega de David, por cierto. Ah, y descárgate el "vídeo" aquí.

ACTUALIZACIÓN:

Por si no sabes de qué va esto, mira aquí o aquí, por ejemplo.




I M A G E U P D A T E

MÁS TEXTOS


Una de yonkis en A veces junto letras:

Y otra más, en la nueva serie No es nada personal, donde nos enseñarán a aplicar el Protocolo:

Y a ver si el doy un meneo a Smith, que lo tengo muy olvidado al pobre... Pero no será hoy, que me voy a echar una partidilla al Red Dead.

BANKSY & SUNDAY TIMES



Descarga el vídeo aquí. Más Banksy aquí, por ejemplo.


KALLE GUSTAFSSON


Joder, qué bueno:





HENRIK ADAMSEN


Fotos:





JAMES HOUSTON


Fotos:





CARNE FRESCA


Curioso vídeo musical, en el que vemos, básicamente, a chavalas haciendo la tijera. Y zampándose un chuletón de Berriz. Poco hechó:

Fuente, aquí. Puedes descargar el vídeo aquí.



I M A G E U P D A T E

jueves, 27 de mayo de 2010

LOS 4 MCNIFIKOS


Echa un vistazo a esto que me descubre David. A mí me resulta muy gracioso:

Más info, en la página de Mankuso.

Descarga el vídeo aquí.



I M A G E U P D A T E

ESTILO TIENE


Mi hermano me lo ha comentado esta mañana; Jokin me lo acaba de mandar.

Un chaval indonesio, de dos años, se ventila dos paquetes diarios. Ni Bogart, ni el puto John McClaine le llegan a la altura de los zapatos a este pedazo de cabrón:

Según parece, el padre consiguió una noche el crío que dejara de llorar poniéndole un cigarro en la boca y... desde entonces, no ha parado.

Qué mundo.

Puedes descargar esta cosa aquí.




I M A G E U P D A T E

CÓMO MOLAS, USA (I)


Últimamente, he vuelto a leer a Chomsky en el metro. Es acojonante el mal rollo que me mete en el cuerpo este tío. Estados canallas, el imperio de la fuerza en los asuntos mundiales es un libro, publicado por Paidós, que repasa algunas atrocidades cometidas por los EEUU en los últimos tiempos.

Atrocidades que, todos creemos conocer... pero, hazme caso, ni por asomo eres consciente del grado de hijaputez que han alcanzado.

Tras leer el capítulo dedicado a Timor Oriental, busco en la red y no encuentro una transcripcción literal; pero sí tres documentos recogiendo, básicamente, el mismo horror. De ahí copio y pego lo que me da la gana (la negrita es cosa mía):


TIMOR ORIENTAL

En 1975, Suharto invadió Timor Oriental, país que estaba siendo gobernado por su propio pueblo después del colapso del imperio portugués. Estados Unidos y Australia sabían que la invasión se iba a producir y la autorizaron. El embajador australiano Richard Woolcott recomendaba, en unas memorias que más tarde se filtraron a la prensa, la vía "pragmática" del "realismo de Kissinger", porque hacer un buen trato sobre las reservas de petróleo de Timor sería más fácil con Indonesia que con un Timor Oriental independiente. En aquella época, el noventa por ciento de las armas del ejército indonesio procedía de Estados Unidos, pero su uso estaba restringido por los términos del acuerdo a la "defensa".

Siguiendo la doctrina del "realismo de Kissinger", Washington aumentó el flujo de armas mientras declaraba una suspensión de la entrega de armamento, simultáneamente, y la opinión pública permanecía en la ignorancia. El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas ordenó a Indonesia que se retirara, pero sin resultado. Daniel Patrick Moynihan, embajador de Naciones Unidas en aquella época, explicó el fracaso en sus memorias. El embajador se vanagloriaba de haber hecho que las Naciones Unidas fueran "profundamente ineficaces en lo relativo a las medidas que había que tomar" porque "Estados Unidos deseaba que las cosas se desarrollaran como se desarrollaron" y "trabajó para conseguirlo".

En cuanto a cómo "se desarrollaron los acontecimientos", Moynihan comenta que, en pocos meses, habían asesinado a 60.000 ciudadanos de Timor, "casi la proporción de víctimas sufrida por la Unión Soviética durante la II Guerra Mundial". La masacre continuó y alcanzó su punto más alto en 1978, con la ayuda de nuevas armas entregadas por la administración de Carter. Las muertes se calculan en 200.000, la peor masacre de población civil desde el Holocausto. En 1978, Francia, Gran Bretaña y otros países se unieron a EEUU, dispuestos a sacar lo que pudieran de la masacre. La protesta en occidente fue minúscula, y apenas se informó sobre lo que sucedía. El seguimiento de los medios estadounidenses, que había sido muy alto en el contexto de la preocupación por la caída del imperio portugués, disminuyó hasta la práctica inexistencia en 1978.

En 1989, Australia firmó un tratado con Indonesia para explotar el petróleo de "la provincia indonesia de Timor Oriental", una región que según algunos intelectuales realistas no es económicamente viable, y que por tanto no puede acceder al derecho a la autodeterminación. El acuerdo de Timor se puso en práctica inmediatamente después de que el ejército asesinara a varios miles más de ciudadanos de Timor en la conmemoración en un cementerio de un asesinato perpetrado poco antes por el ejército.

Las empresas petroleras occidentales se unieron al expolio, sin suscitar comentarios.

[...]

Después de 25 años terribles, Indonesia permitió la realización de un referéndum en agosto de 1999, para que los ciudadanos de Timor eligieran entre la autonomía, dentro de Indonesia, y la independencia.

Se daba por sentado que si el voto era mínimamente libre, vencerían las fuerzas independentistas.

El ejército de ocupación indonesio (EOI) actuó con rapidez para impedirlo. El método fue sencillo: organizaron fuerzas paramilitares para aterrorizar a la población mientras el EOI adoptaba una actitud de "negativa verosímil" que rápidamente fracasó ante la presencia de observadores extranjeros, quienes pudieron comprobar de primera mano que el EOI armaba y protegía a los asesinos. Según informes dignos de crédito, las milicias se encuentran bajo la dirección de Kopassus, las temidas fuerzas especiales de Indonesia.

[...]

Washington lo sabía, y sabía que esos viejos beneficiarios de los asesores militares estadounidenses eran "legendarios por su crueldad" y "pioneros y ejemplo de todo tipo de atrocidades" en Timor Oriental (en palabras de Ben Anderson, uno de los especialistas internacionales en Indonesia más importantes), como violaciones sistemáticas, torturas, ejecuciones, y organización de bandas criminales.

El "Equilibrio de hierro" de Clinton proporcionó a estas fuerzas más entrenamiento en tácticas de contrainsurgencia y de "operaciones psicológicas" y les facilitó una experiencia mayor de la que podían aplicar de una sola vez. Mientras ellos y sus esbirros se dedicaban a arrasar la ciudad de Dili en septiembre, saqueando y asesinando, el Pentágono anunció que "el 25 de agosto concluyeron unas maniobras de entrenamiento conjuntas entre Indonesia y EE.UU. centradas en actividades humanitarias y de ayuda en desastres", cinco días antes del referéndum de autodeterminación que supuso un incremento radical de los crímenes, como esperaban los líderes políticos de Washington. Al menos, si leían los informes de sus propios servicios de espionaje.

[...]

El Kopassus es la "unidad de fuerzas especiales de asalto" creada a imagen y semejanza de los boinas verdes de EEUU, y recibió "entrenamiento regular con las fuerzas australianas y estadounidenses hasta que su comportamiento se hizo demasiado molesto para sus amigos extranjeros".

[...]

Jenkins escribió que los altos mandos del Kopassus, entrenados en Estados Unidos, adoptaron las tácticas del programa estadounidense "Phoenix", que se aplicó en Vietnam del Sur y que supuso el asesinato de decenas de miles de campesinos y de muchos de los líderes sudvietnamitas, así como "las tácticas empleadas por los Contras" en Nicaragua a partir de las lecciones que recibieron de sus mentores de la CIA, lecciones que no será preciso recordar. Los terroristas de estado "no se limitan a perseguir a los independentistas más radicales, sino también a los moderados, a las personas con influencia en su comunidad. "Es Phoenix", según comentaba una importante fuente de Yakarta, y tienen intención de "aterrorizar a todo el mundo": a las ONG, a la Cruz Roja, a Naciones Unidas y a los periodistas.

Todo ello fue mucho antes del referéndum y de las atrocidades desatadas a partir de entonces.

[...]

Hay buenas razones para compartir el juicio de un alto cargo occidental en Dili: "No se equivoquen. Todo esto se dirige desde Yakarta. No es una situación en la que unos cuantos grupos de una milicia andrajosa se encuentran fuera de control. Es una operación militar desde el principio hasta el final, como todo el mundo sabe".

[...]

Cientos de miles de personas desaparecidas podrían estar muriendo de hambre en las montañas, pero las Fuerzas Aéreas, que tanta profesionalidad demuestran a la hora de destruir objetivos civiles, carecen al parecer de la capacidad de arrojar comida; además, no se ha oído ninguna voz que pida una medida humanitaria tan elemental. Cientos de miles más se exponen a un terrible destino en Indonesia. Una palabra de Washington bastaría para poner fin a su tormento, pero no hay ninguna palabra, ningún comentario.

Las razones de la postura occidental son evidentes. Lo han dejado bien claro, con una sinceridad brutal.

"El dilema es que Indonesia importa, y Timor Oriental, no", declaraba un diplomático occidental en Yakarta hace unos días. Podría haber añadido que no se trata de ningún "dilema", sino más bien de un procedimiento estándar.

[...]

Elizabeth Becker y Philip Shenon, especialistas en Asia del New York Times, explicaban la negativa de EEUU a intervenir cuando informaban de que la administración de Clinton "ha llegado a la conclusión de que Indonesia, un país con grandes riquezas minerales y más de 200 millones de personas, es mucho más importante para EEUU que la preocupación por el destino político de Timor Oriental, un pequeño y empobrecido territorio habitado por 800.000 personas que aspira a la independencia".

Noam Chomsky

miércoles, 26 de mayo de 2010

JESSE AUERSALO


Mira qué chulo:





JEAN ZAPATA


Ilustraciones:






MOTIVANDO


El año de la garrapata es una peli medio mala (bastante mejor, eso sí, que ésta, o ésta, por ejemplo) en la que podemos encontrar esta secuencia, rodada con gracia y salero:

Vía D Boca en Boca. Puedes descargar el vídeo aquí.


I M A G E U P D A T E

martes, 25 de mayo de 2010