martes, 31 de agosto de 2010

OH, LUNA


Mientras espero una llamada de mi amigo Galder, y para no quedarme frito, he dedicado un rato a buscar información sobre la Luna. He aquí unas curiosidades que, muy probablemente, te importarán más bien poco:

Distancia media entre el centro de la Tierra y la Luna: 384.400 km.
Diámetro: menos de un tercio del terrestre (3.476 km).
Superficie: una decimocuarta parte (37.700.000 km²).
Volumen: alrededor de una quincuagésima parte (21.860.000 km³).

El término selenita, de origen griego, es el supuesto gentilicio de este satélite. Proviene del nombre Selene, diosa asociada a la Luna.
La palabra inglesa para mes, month, proviene de moonth, una forma sajona primitiva para lunación (siendo la palabra moon, "Luna" en inglés), debido al primitivo uso de un calendario lunar en la cultura sajona. De forma similar, el nombre neerlandés de la Luna es maan, y la palabra neerlandesa para "mes" es maand.
En castellano el segundo día de la semana, "lunes", tiene su raíz en el "día de la Luna" (Lunae dies, en latín). Esto se puede ver también en el idioma inglés, en que monday viene de moon day, en italiano —lunedi— y en francés donde se llama lundi.
En el idioma turco, la palabra Ay (mes) también significa luna. El origen de esta coincidencia es el hecho de que el musulmán es un calendario lunar.
En los idiomas chino y japonés las palabras "luna" y "mes" se escriben con el mismo carácter: 月 (lo que se conoce como kanji en japonés o hanzi en chino), debido a que ambas culturas emplean calendarios lunares.
Los kiliwa creen que la Luna es una potencia masculina. Según su propia mitología, el dios de la Luna Meltí ?ipá jalá (u) fue el creador de todo el universo.
Una de las etimologías más comunes sobre el origen de la palabra México dice que significa "lugar en el centro de la luna" o más precisamente "en el lago de la luna".
En 1953, el abogado chileno Jenaro Gajardo Vera registró la propiedad de la Luna pagando 42,000 pesos de la época, oficializándose la escritura el 25 de septiembre de 1954 en el Conservador de Bienes Raíces de la ciudad de Talca.
Existe la leyenda urbana de que el presidente estadounidense Richard Nixon tuvo que pedirle permiso para el alunizaje de la Apolo 11 en 1969. Sin embargo, en 1967 se firmó un tratado en las Naciones Unidas que prohíbe la compraventa de objetos exteriores a la Tierra. A pesar de lo cual, en 1980, el estadounidense Dennis Hope formalizó de nuevo en una oficina del registro de San Francisco la "compra" de la Luna, dedicándose desde entonces a vender "parcelas" en suelo lunar.
La montaña más alta de la Luna es casi tan alta como la montaña más alta de la Tierra. Aquí el Everest tiene casi 9 kilómetros de alto. Allá, en la Luna, el monte Leibnitz se levanta a 8,200 metros sobre la desértica superficie de nuestra romántica Luna.
En la Luna son mucho más frecuentes los terremotos que en la Tierra. Más frecuentes y más fuertes. Además, con demasiada frecuencia caen meteoritos de tamaño considerable. Los terremotos, allá suceden en una especie de ciclos muy abundantes. De 8 a 10 por día. Grandes sacudidas donde afortunadamente no hay nadie para contarlo.

Esto sale, si no me equivoco, de aquí.

Pero hay más:


Casualidades de la vida (o no, quién sabe), desde la tierra, el tamaño aparente de la Luna coincide exactamente con el del Sol.

La Luna tarda el mismo tiempo en dar una vuelta sobre sí misma que lo que tarda en dar una vuelta alrededor de la Tierra... Por tanto, siempre vemos la misma cara.

Pero... hemos de concretar un poco el asunto: se da un fenómeno llamado libración, que consiste en una serie de movimientos de oscilación que presenta el disco de la Luna con respecto a un observador ubicado en la Tierra.

Haz click en la imagen y verás de qué estamos hablando:

Fuente: Wikipedia, etc.

¿Más cosas sobre la Luna? Pueees... Echa un vistazo aquí o aquí, por ejemplo.



R E C U E R D A

Sólo hay un principio motriz: el deseo.
Aristóteles

1 comentario:

Anónimo dijo...

Curioso es, no lo dudo... PERO Y LAS TÍAS EN BOLAS????