jueves, 2 de septiembre de 2010

EL YATE


Pese a sus 120 toneladas y 38 metros de eslora, dos motores Rolls-Royce (14000 CV) permiten al alucinantemente obsceno Strand Craft 122 desarrollar sin esfuerzo velocidades superiores a los 50 nudos (unos 100 Km/h).

La firma sueca no ha reparado en gastos y se ha currado cuatro camarotes dobles y muy espaciosos, salones y cabinas para la tripulación y James Bond.

Y, de regalo, un deportivo, equipado con un motor V12 y 880 CV de potencia.





Yo no entiendo mucho (tampoco) de esto, pero con la pasta que cuesta este barquito... En fin...

Más información, aquí.

No hay comentarios: