martes, 5 de octubre de 2010

LA CAJA DE PANDORA: LA CHICA DE LA PUERTA


Decía Kant que habíamos de obrar conforme al imperativo categórico, cuya primera proposición podría ser formulada, grosso modo, de esta forma: obra como si quisieras que tus acciones fueran leyes universales.

Obviamente, si el advenimiento de Cristo no supuso gran cosa... poco tenía que hacer el de Königsberg. Más le hubiera valido decir que hemos de actuar como si nos estuvieran grabando en todo momento.

Quizá, de este modo, nos evitaríamos vídeos como éste, en el que... En fin, qué cosas más raras hace la gente:

Descarga el vídeo aquí.



I M A G E U P D A T E

4 comentarios:

PEPE CAHIERS dijo...

El aburrimiento produce estragos.

hijoeputa dijo...

Bueno para gustos los colores, cada uno se masturba como puede.

Anónimo dijo...

pero... qué ganas de complicarse la vida.

desbert dijo...

buena pajuela con morbaco