martes, 23 de noviembre de 2010

TESTIMONIO


Salvo el primer día, una vez asumes que estás fatal y te quedas en casa automedicándote, estar enfermo es un coñazo tremendo... El tiempo pasa lentísimo, no tienes ganas de hacer nada, te vas quedando totalmente idiotizado, con la espalda hecha puré... y cuando llega la noche no hay pelotas de conciliar el sueño.

A las putas ocho y cuarto de la mañana he oído a Lide llorar y me he levantado a echar un cable, que éstas llegaban tarde al autobús. He aprovechado para endiñarme un gelocatil de un gramo y el antibiótico y, ahora, mientras espero a que vuelva Eguz, para tomarme con ella un café, me siento ante el ordenador y leo el email de un amigo que publico aquí sin su consentimiento (los enlaces, obviamente, son míos):


[...] finalmente el otro día me pillé el black ops... he podido jugar el domingo un rato, nada más, está de puta madre... viendo esto, ¡joder lo que veremos en unos años!... que lejos queda el Atari 520 ST... y no ha pasado tanto, y ya soy padre y me siento viejo.

Cuídate ese catarro, cúralo bien que todo empieza así y se complica. Yo, mismamente, ayer llegué a las 23 del hospital... llevaba una temporada con alguna dificultad para respirar en plan silbidos en el pecho, tipo asma, cuando subía alguna cuesta y demás, me silbaba... no le di más importancia, pero ayer me empecé a encontrarme chungo y me marché antes del trabajo, fui al de cabecera de urgencia porque me ahogaba... el tío, un mongol, en plan "no tienes nada, el oxigeno en sangre está bien... (2 minutos sin hacerme nada después)... ¿estás mejor?.... ¿pero cómo voy a estar mejor cachocabrón SI NO ME HAS HECHO NADA... hijoputa... sin más, me fui a urgencias... como no podía respirar bien, hiperventilaba... me empezó un hormigueo en las manos, le decía a mi padre que acelerase, que me veía de pena... cuando salí del coche para entrar a urgencias... no podía mover las piernas, no podía andar, no podía hablar... creía que la palmaba, me tumbé en una camilla que vi en la entrada, respirando como un asmático terminal, pude susurrar a mi madre "estoy mal, no puedo, piernas, moverme"... me metieron adentro echando hostias... parecía un puto infarto... yo me veía morir la verdad... yo llorando, mi madre también...¡una fiesta!... muy chungo, se me pasó todo por la cabeza en unos segundos... me pusieron una bolsa de basura en la boca (una puta bolsa de basura puede salvar tu vida, manda cojones)... y pude empezar a respirar y sentir las piernas... me dijeron que se me acumuló exceso de Oxigeno y CO2 en los músculos de la hiperventilación y que por eso el agarrotamiento y que me dio un ataque de ansiedad... lo entendí, me tranquilicé. Luego estuve 3 horas de prueba en prueba y está todo ok. Tengo algo de flemas y los bronquios cerrados, dos mascarillas de oxigeno con ventolin, fluimocil forte para expectorar e inhalador terbasmin durante una semana... y que me haga las pruebas de alergias el neumólogo... me acordé de los putos chinos que me metí en los pulmones años atrás... ¿me pasarán factura ahora? ¿puede ser todo más cruel?... Jajaja ¿qué mierda eh? ;)

Sin más, ya estaremos, yo sé que en el fondo se me ha acumulado todo, el estrés, el trabajo, la niña, los putos horarios, los findes a las 6 de la mañana arriba... todo se acumula y te jode por dentro. "Me lo tendré que tomar todo de otra forma" me digo a mí mismo, a ver si lo consigo.

Abrazos. Hoy empieza mi vida 2.0, otra vez.

Un abrazo; cuídeseme, viejo.


I M A G E U P D A T E

6 comentarios:

Anónimo dijo...

CATETO EXTREMEÑO:
Joder chicos, hay que cuidarse.
Sr. Moreno, quizá algo con pseudoefedrina, (tipo Narine 4,17$ Rinoebastel 6,03$, o Disofrol 6,85$), le ayudaría a pasar uno poco mejor los penosos síntomas de su catarro.
A su amigo que con el Flumil Fte tome al menos 2l de agua, si no la acetilcisteína no funciona. Mínimo que lo tome 8 días, si las flemas no arrancan que pruebe con Ambroxol genérico o Mucosan.
Perdón por la puta parrafada técnica.
Un saludo y cuidense.

egoitzmoreno.com dijo...

gracias cateto... es curioso que tu comentario haya pasado el filtro anti-spam jajaajaja...

en mi caso, sucede que arrastro esta mierda desde hace tiempo y, siempre me pasa, que creo estar en plena forma, salgo a la calle, dios me envía un tiempo del infierno y recaigo de nuevo. supongo que ver series cuando las chicas se van a la cama -si no, cuándo?- y dormir poco no ayuda en absoluto a generar defensas... o lo que sea que tiene la gente para enfrentarse a la vida. a veces, supongo, un desmedido optimismo no basta.

la historia de mi vida y todo eso.

no deja usted de sorprenderme. a veces, uno se siente orgulloso de tener visitantes tan... interesantes.

un cordial saludo; y tomo nota.

Anónimo dijo...

Pedazo de relato...

egoitzmoreno.com dijo...

no, no... esta vez es verídico. por cierto, ya puestos, lo cuento:

anoche no tenía ganas de cenar nada. le hice a eguz una macroensalada -con escarola, berros, piña, manzana, aguacate, etc.- y me tumbé a ver la tele -un programa aburridísimo, que presenta oscar terol en la etb2-. pero, pensé, si no como nada, moriré.
me acababa de tomar una pastilla de clamoxyl -que me trajo mi madre, pues le dije que tenía anginas- y, no sé por qué, decidí comer algo graso.
cuando era chaval alguien me enseñó que, para no pimplarte como un moñás, había que tomar aceite. vamos, que unas sardinillas, bonito, chorizo, etc. crean una película en el estómago que evita que el alcohol llegue a la sangre demasiado rápido. no sé si será verdad, pero si lo hacen los vascos... total, que con harto dolor de mi corazón -y pensando que así la medicación sería sintetizada por mi organismo de manera paulatina-, abrí el frigo y saqué un poco de todo.
al cabo de un rato, y mientras limpiaba la cocina, me vinieron unas arcadas horribles. tenía algo en la garganta, atravesado, que me iba a hacer potar.
y poté, claro.
en cuanto me di cuenta de que era un pelo. no uno de esos pequeñitos de coño. uno enorme, pensé, que me iba del estómago a la campanilla, que parecía estar enganchado a una de las últimas muelas.
mientras estaba echándolo todo en el váter, y viendo mi cena flotar, me di cuenta: no era un pelo. era peor: una espina, de anchoilla.
no sabes qué putada. tener una cosa de esas, clavada a un lado, al fondo, detrás de la campanilla es jodido de cojones, porque no puedes acercar nada sin querer echar las tripas.
recordé otra cosa, que tampoco sé quién me enseñó. abrí una lata de espárragos -que tenemos la casa llena; el ascendente navarro, será- y engullí -literalmente- tres o cuatro.
y funcionó, pues la espina se puso en posición, y pude arrancarla con los dedos.
la hija de puta era como una aguja. y tuve suerte, pues, con tanto meneo, estaba quebrada y a punto de romperse. si, en lugar de sacarla, la parto, me veo en urgencias.
después de toda esta historia volví al baño, limpié y, mientras daba la bomba, pensé que tenía que tomarme otro clamoxyl, claro.
y lo hice. y un gelocatil también, por la hinchazón.
y hasta hoy, que con tanto hurgarme hablo y sueno como un imbécil. aun más imbécil, digo.
y esto me pasó ayer.
palabrita del niño jesús.

Anónimo dijo...

CATETO EXTREMEÑO:
Sr. Moreno, que buen relato para "a veces junto letras",,, ¿no hay video que lo acompañe?
Por cierto, el antibiótico, tienes que tomarlo un ciclo entero de 8 días, si no los bichos que tienes no morirán. Como poco, por el peso que te imagino de 750mg
......esperando el video del pelo-espina.........

egoitzmoreno.com dijo...

efectivamente:

8 x 3 (al día) = 24,

que son las tabletas que trae la caja. de setecientos cincuenta... mmm... siempre lo he dicho, creo que mi ama debería poner una consulta.

y es usted un hacha, añado.

y... mmm... como vídeo, puede usted echar un vistazo a:

http://www.youtube.com/watch?v=rlD-GOHqqxk

así de grande era la espina.