jueves, 16 de diciembre de 2010

DURA LEX, SED LEX


Me dice Unai que me haga eco de esta (y cito textualmente) joya del surrealismo yankitzale:

DEPORTARÁN A LA MEXICANA ADOPTADA DESDE BEBÉ
Siempre ha vivido en Estados Unidos y no sabía que era indocumentada

DALLAS, TEXAS.- Una jueza de inmigración en Washington ordenó que una mujer de 38 años que fue adoptada por una pareja en México cuando tenía cinco meses, sea deportada porque nunca residió legalmente en Estados Unidos, aunque vivió ahí toda su vida.
La estación de televisión KOMO en Seattle informó ayer que Tara Ammons Cohen deberá ser deportada a México a pesar de no hablar español ni conocer a nadie en ese país.
Cohen, quien está casada y tiene tres hijos, creció creyendo que su madre la había adoptado legalmente cuando era una bebé y se asumió siempre como una ciudadana estadou-nidense, indicó KOMO.
La mujer fue adoptada en 1972, cuando Jean Ammons vio a la niña en un orfanatorio de Ensenada, Baja California.
La niña Guadalupe Encinas Silva, de cinco meses y cuyos padres no podían atenderla porque eran alcohólicos, se convirtió en Tara Janette Ammons.
A pesar de ello, la jueza de inmigración Tammy L. Fitting dictaminó el jueves que Ammons Cohen debería ser deportada a México, ya que su familia adoptiva nunca completó sus trámites migratorios.
El abogado de la mujer, Manuel Ríos, de Seattle, explicó a la prensa que la jueza “básicamente encontró que ella no era elegible para que se retuviera su remoción (deportación)”.
Ammons Cohen dijo en entrevista con KOMO que teme ante la posibilidad de tener que enfrentar una vida en un país extranjero del que conoce muy poco o nada.
“Creo que es una realidad en la que no quiero ni pensar en este momento (...) Tengo miedo de que se me tire del otro lado de la frontera y sólo me digan: buena suerte”, señaló.
La mujer, residente de la pequeña comunidad de Omak, en el estado de Washington, ha permanecido retenida desde julio de 2009 en el Centro de Detención de Inmigrantes Tideflats, en Tacoma.
Aseguró que no supo sobre su estatus migratorio ilegal hasta que tuvo problemas con la ley en 2007, una noche en que bebió demasiado y confundió en la casa de su vecina el bolso de la mujer con el suyo.
“No fue a propósito. Al otro día, cuando concienticé lo que había hecho, ya había usado la tarjeta de crédito (de la vecina) y en lugar de hacer lo correcto y devolvérsela, me deshice de la bolsa”, recordó.
La policía la arrestó poco después y ella confesó que había tomado el bolso y utilizado la tarjeta, por lo que fue sentenciada a tres meses de prisión y a un tratamiento contra el alcoholismo.
Las autoridades descubrieron su estatus migratorio durante su estancia en la prisión y al salir fue detenida por agentes de inmigración.



I M A G E U P D A T E

No hay comentarios: