viernes, 17 de diciembre de 2010

SOLTANDO LASTRE


El Desclasado se suelta la melena. Y lo puede decir más alto, pero no más claro:

SOY UN PRIVILEGIADO
(Y DEBO PAGAR POR ELLO)

Pues va a ser verdad que el socialismo reparte la miseria... O por lo menos estos que tenemos en España que se llaman a sí mismo socialistas y no se les cae la cara de vergüenza.
El capitalismo salvaje, estos que llevan los tinglados de "los mercados", es el perfecto sistema represor sin represión. De verdad que me quito el sombrero ante la perfección de sus maniobras. Son de un eclecticismo tremendo: beben de todas las fuentes sin despeinarse, e igual toman de Engels para sustituir una lucha de clases que no les convenía por una lucha de sexos que les conviene mucho, como beben del anarquismo para pedir menos estado y más libertad (para el capital), que del fascismo y militarizan servicios laborales de la sociedad. Es lo que tiene no tener más ideología que la codicia y la ambición desmedida por el poder: puedes picar de aquí y de allá según te convenga y justificarlo ideológicamente. "Justificarlo ideológicamente", eso es lo que me hace quitarme el sombrero; esa maestría en conseguir que la gente apoye lo que les va a matar; que la gente esté dispuesta a linchar a quien discuta este Matrix real. Lo dijo Galeano mucho mejor de lo que yo lo pueda decir, sustituyan "colonialismo invisible" por "los mercados" y da el mismo resultado:

"El colonialismo visible te mutila sin disimulo: te prohíbe decir, te prohíbe hacer, te prohíbe ser; el colonialismo invisible, en cambio te convence de que la servidumbre es tu destino y la impotencia tu naturaleza: te convence de que no se puede decir, no se puede hacer, no se puede ser."

Y es que el capitalismo salvaje es mejor aún que estas palabras de Galeano: no es que te convenza de que no se puede hacer; te convence para que hagas y defiendas lo que no te conviene. Te convence de que vives en una democracia donde hay libertad, te convence de que hacen las cosas "porque el pueblo lo reclama", te convence de que no hay mejor mundo posible. Y lo dramático: nos está convenciendo de que somos unos privilegiados. Y la gente, para variar, está entrando al trapo, interiorizando que vivir dignamente, tampoco con excesivos alardes, es algo que te debe hacer sentir culpable. Y los mindundis de los funcionarios con los que hablo se lo están creyendo. Casi merecen que les jodan por idiotas. Y después de los funcionarios irán los demás, y después los que coman 3 veces al día, y después... Después quizá ya tengamos una sociedad totalmente igualitaria, todos igualados en la mierda, de género, estúpido, y megaecologista viviendo en plan chabolas como los indios vivían en tiendas. ¡Pero qué libres seremos!
Perdería tiempo explicando el concepto de "culpa" como mecanismo de control social. Baste decir que si lo ha utilizado a gran escala la Iglesia, el concepto es canela en rama. Se usa también en relaciones de pareja, amistad, laborales... Es un arma no por asquerosa poco utilizada. Y ahora lo está utilizando el sistema contra nosotros.
He leído por ahí decir a una persona: "Tengo la sensación de estar a las 12 menos 5 de algo muy gordo". Yo también, querida, yo también. Tengo la sensación de estar ante una ofensiva antisocial de muy grandes proporciones. Y tengo la sensación de que si quizás en otros países europeos aún resisten la ofensiva, España va a caer como fruta madura y una pieza más que tienen en el saco.
Han empezado con los controladores como perfecto cabeza de turco. Con toda la cautela que los medios de comunicación me provocan, leí ayer en "La Gaceta" que el espacio aéreo español lo cerró Aena a las 16:00, siendo que los controladores no empezaron a hacer el comanche hasta las 18:00. De ser cierto esto estaríamos ante una emboscada perfectamente planificada. He visto hoy al guapito sindical de los controladores presentar por registro de entrada que se comprometen a no movilizarse para que el Gobierno levante el estado de alarma... y el Gobierno ha dicho no fiarse... Esto huele a chamusquina y ya no fina. Ya es por mis cojones y manu militari. Ayer mató un hombre a dos constructores, padre e hijo, y a dos empleados bancarios. No cobraba desde hacía meses y le iban a embargar. Temen estallidos sociales. Temen que la gente se empiece a rebotar. Y lo mejor para "protegernos" (hijos de puta) es tirar de pistola, que eso siempre impresiona. Razones no les quedan, han de tirar de la fuerza.
Y, no obstante, este mostrar la fuerza es realmente para las personas y grupos que se radicalicen: el grueso de la población está ahí, en la sopa boba que ya ni queda sopa y es un caldo sucio. Mirando el circo sin ver que pan cada día reparten menos. Odiando a los controladores, en breve a los funcionarios, ya lo están preparando desde los medios de comunicación y más adelante a cualquiera que gane más de mil euros. Y lo peor es que hemos interiorizado esa culpa y pensamos que somos privilegiados. Pues no, colegas, no. Yo no soy un privilegiado, lo que ocurre es que soy menos desgraciado que aquel. Yo no quiero igualarme con el que es más desgraciado que yo, yo quiero que él se iguale a mí. Yo no quiero vivir en el odio y la envidia, en el belenestebanismo y en el circo de la telebraga y futbolistas analfabetos que ganan millonadas. Yo quiero un reparto de la riqueza, no de la pobreza.
Y no me jodan con que no hay para todos: se están dejando perder cosechas enteras, quemando fresas, arrojando pescado al mar, para que "no baje el precio en los mercados". Hay cientos de miles de viviendas vacías en poder de los bancos, no ya de particulares. Con el dinero de los rescates, con su dinero y el mío, con el de todos, la banca se están haciendo a sí mismos regalitos, indemnizaciones que merecerían horca, etcétera. No me jodan con la cantinela de que no hay para todos y menos me jodan con la otra del "es que es así". Es así porque permitimos que sea así. Es así porque vivimos en una mentira de mercados que suben y bajan según le convenga a quien mueve los hilos. Es así porque no queremos ver que los sábados y domingos que no abren las bolsas, no ocurre absolutamente nada. Nada se hunde, nada se pierde y encima la mayoría estamos sin producir. Nos están mintiendo, hartito estoy de decirlo.
¿Qué se puede hacer?, me suelen preguntar. Pues por una vez voy a decir qué se puede hacer: priorizar y definir objetivos. Sin una estrategia, un camino y una organización, nos van a dar a todos bien dado. Para cuando estallen las revueltas sociales serán mero desahogo, vandalismo, saqueos y brutalidad. Y eso es justamente lo que quiere el sistema para tirar de aparato represor para "protegernos". Para evitar esa dinámica hay que saber lo que se quiere y definir quién es el enemigo: si mi vecino el que gana más que yo, o si los responsables de habernos llevado a esta situación.
Mientras esto no lo tengamos claro, es inútil descuernarse y nos mereceremos lo que nos ocurra. Mientras el enemigo sea "el hombre", así en genérico, los toros, Israel porque yo soy propalestino, "la patronal" en genérico que incluye a miles de autónomos que se están dejando la piel para salir adelante, el "ejtao ejpañol", la "deresha" (¿pero qué "deresha" ni que niño muerto a estas alturas?)... Que cada cual se parcele según sus preferencias para lo secundario: lo primordial, la absoluta prioridad es, si no cepillarse el sistema, impedir que nos acaben de esclavizar. Y si impedimos eso muchas de las demás cosas vendrán rodadas... Y para impedir eso debemos acabar con divisiones impuestas que nos han metido en la cabeza para el eterno "divide et impera". Si tiempo de matarnos entre nosotros tendremos... matemos primero al que nos está matando a todos.
No voy a conseguir nada desahogándome aquí, ya lo sé. Pero por mí no habrá sido.

El Desclasado y el ardor revolucionario han hablado.

Cuánta alegría, eh?



I M A G E UP D A T E

2 comentarios:

CATETO EXTREMEÑO dijo...

Desclasado, cenaste anoche viendo el telediario, y te sentó mal ¿verdad? Vaya vomitona/? buena que has soltado, si señor.

Desclasado dijo...

Yo lo leo ahora en otro blog que no es el mío, Cateto, y pienso: "pobre chaval el desclasao este, qué quemao está", jajajajajaja.
Joder la verdad es que me tienen hasta los cojones , no llego aún al de Olot pero voy haciendo camino...

Gracias por el tema, Egoitz.