lunes, 10 de enero de 2011

FUMAR


SIETE FALACIAS PRO TABACO

En orden de aparición en cualquier discusión, tertulia o columna de opinión sobre la nueva ley antitabaco.

1. El Estado no es quien para decidir de qué me quiero morir. Pero sí lo es para proteger a los que no fuman y mueren por el tabaco ajeno. Cada año, entre 1.300 y 3.000 fumadores pasivos fallecen en España como consecuencia directa del humo del tabaco, según varios estudios médicos. Los más afectados son los trabajadores de la hostelería.

2. Es la ley más restrictiva de Europa. Es casi idéntica a la de Irlanda, Italia y Reino Unido, y muy similar a las que aprobarán otros países para cumplir con la política antitabaco de la UE.

3. Es una cortina de humo del PSOE para esconder la crisis económica. Pues fue negociada con el PP y aprobada por consenso, con el apoyo de la práctica totalidad del Congreso.

4. ¿Y por qué no se persigue el humo de los coches? Sí se persigue, aunque sea poco: hay controles sobre el nivel de emisiones en cada revisión de la ITV. Que un problema aún no esté resuelto no impide luchar contra otro (y tampoco puedes entrar en un restaurante con el coche encendido).

5. Es una ley hipócrita porque el Gobierno prohíbe el tabaco, pero cobra impuestos con él. El tabaco no está prohibido: se puede fumar en el 99% del país (al aire libre y en cualquier casa). También pagan impuestos los automóviles y no por eso se puede conducir por la acera atropellando peatones.

6. Va contra la libertad, la convivencia no debería basarse en prohibiciones. Pues todo nuestro sistema legal se basa en ellas y tu libertad termina donde empieza la de los demás. Como ironiza un amigo, “¿te molesta que coma mientras fumas?”.

7. Los bares no son un servicio público; el que no quiera fumar, que no entre. Los bares también son un centro de trabajo: el de los camareros. Y como dice Isaac Rosa, este argumento es reversible: el que quiera fumar, que se vaya fuera.


Vía Escolar.net.


I M A G E U P D A T E

9 comentarios:

Desclasado dijo...

Hoy metes una de cal y una de arena, una de libeggales y una de progres.
Es más restrictiva esta ley que la de otros 24 países europeos. En la mayoría de los bares no hay camareros empleados y lo llevan entre la familia, etc.

Me voy a sobar. Buenas noches.

PEPE CAHIERS dijo...

Un diez para esos siete puntos.

Kojontxu dijo...

El ultimo punto es una mamada: Los bares también son un centro de trabajo: el de los camareros. -- Pero los camareros que aceptan el trabajo lo hacen asumiendo su riesgo, nadie los obliga, como tampoco se obliga a un minero a tomar un trabajo que es mucho mas peligroso. Siempre habra un pringao que quiera aceptar el puesto, dispuesto a inhalar humo antes que andar cortando jardines a la intemperie. Y si necesita mayor cobertura de seguridad social, etc, se le paga más a costa de los clientes que quieren fumar adentro, o se le obliga a currar con una mascara antigas. Hay mil soluciones para permitir los bares de fumadores. En Alemania me dicen que hay clubes de fumadores, que son meros bares donde te dan el carnet en la entrada y listo.

Legislación europea??? Por favor, las leyes prohibicionistas son un invento gringo y ellos siguen a la vanguardia de todo esto. Ellos empezaron vendiendo cigarrillos, ellos demandaron a las grandes tabacaleras, ellos terminaron prohibiendolo. Europa no ha inventado nada desde la imprenta de Guttenberg. No soy progringo para nada, pero Europa es una falacia intragable...Le copia a los gringos hasta las estrellas de la bandera. Esteril y vieja.

egoitzmoreno.com dijo...

sí, no era pascal quien decía eso de que el justo medio consistía en tocar ambos extremos al mismo tiempo? jaja
pues eso, una de cal y otra de arena.
y respecto a lo que comenta kojontxu, efectivamente... europa tuvo su momento cuando dedicaba sus esfuerzos a aportar pensamiento. ahora, simplemente, va tras el desarrollo tecnológico de eeuu... veremos dónde nos lleva.
un saludo, y egunon a todos.
e.

TRIPI dijo...

Oye, cabroncete, ¿tú no eres fumador, eh?. saludos,

hijoeputa dijo...

Pues mira, yo sí soy fumador, y me mola la ley. Por que también soy padre y me gusta salir con mis hijos a comer fuera o a tomarme una caña sin que eso le supongo ningún peligro a ellos. Ya os acostumbraréis. Antes se podía fumar hasta en los pasillos de los hospitales, ahora no se puede y a nadie le parece descabellado, con esto pasará lo mismo.

Eneko dijo...

yo acabo de volver de Nueva York, despues de 5 anyos alli, y ahora vivo en Bruselas (donde residi durante 4 anyos antes de ir a gringolandia) donde hace tiempo que me echaron cual apestado cuando fumaba. Y me pase 3 anyos fumando en terrazas a la intemperie (con lo que llueve aqui). Y que quereis que os diga... que cuando he vuelto de vacaciones el otro dia y me he paseado con mi hija de 5 anyos por ahi (por Bilbao) me ha hecho ilusion ver que no se te fuman en la jeta... pero bueno... la experiencias personales es lo que tiene, que sino son las de Belen Esteban o las de Javier Bardem (excelente superman... a ver si ahora cae de una puta vez, que mal me cae por cierto) se la sudan a todo dios... yo por eso dejo mis mensajes en este sitio donde se preconiza el credo de los perdedores como yo... de los que haceis el trabajo sucio como diria aquel! un abratxo

egoitzmoreno.com dijo...

yo también soy fumador y padre.

el pasado miércoles -antes y después del partido de copa- pude comprobar lo bien que funciona -y lo concienciada que anda la gente con- la ley.

es fácil pedir en la barra, los críos juegan dentro del local, los pintxos no dan asco... y, mira tú por dónde, fumas la mitad.

es cierto que el otro día hacía una noche cojonuda y que, cuando caigan pedruscos, la cosa se pondrá jodida... pero bueno, quizá no sea un mal año para dejar este vicio de mierda, no?

un saludo,

e.

Kojontxu dijo...

Ja, ja, ja, los que mas aplauden la nueva ley son los huevones-padres de familia de nuestra generacion, que ahora pueden meter a los niños en un bar en vez de sacarlos a pasear a los parques.

Musho morro...

A mi que me quiten mi padre fumador-carretero (ahora un puto arrepentido) y mi infancia en la puta calle, lejos de los bares.