lunes, 18 de julio de 2011

LAGRIMAS EN EL COÑO


Todos los que somos moderadamente gilipollas pasamos por nuestro momento obsesivo con Blade runner. Ya sabes, eres un chaval, un día te comentan algo, investigas, consigues una copia guarrísima en VHS, la ves... y crees que has encontrado petróleo.

Ojo, que la peli me gusta... Es más, me sigue gustando pese al número creciente de expertos que surgen de la nada, a diario, para darte la paliza con ella.

A ver... Ridley Scott, mirando de reojo ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?, la novela de Philip K. Dick -de quien te aconsejaría Los tres estigmas de Palmer Eldritch, si no lo has leído ya-, y nos lleva a Los Ángeles, al 2019, un futuro en el que, gracias a los avances en el campo de la Genética, la Tyrell Corporation es capaz de fabricar seres "más humanos que los humanos", destinados a currar como exclavos en colonias extraterrestres.

Los replicantes son fuertes, ágiles y demás, pero su respuesta emocional es prácticamente nula y, tras un motín en el espacio, son declarados ilegales. A los policías que cazan y retiran replicantes, los llaman Blade Runners... y Deckard, uno de ellos, nuestro protagonista, va a tener que dejar la prejubilación y emplearse a fondo con un grupo de Nexus 6 especialmente violento que acaba de llegar a su ciudad.

Vale, la secuencia más conocida, el final (obviamente, spoiler):



Descárgatela
aquí.

Pero el título de este post se justifica por esta cosa que me acabo de encontrar:



Descarga esta mierda
aquí.


I M A G E U P D A T E

2 comentarios:

Blogger dijo...

ClixSense is a very recommended get-paid-to website.

Blogger dijo...

Get daily ideas and guides for earning THOUSANDS OF DOLLARS per day FROM HOME totally FREE.
JOIN TODAY