viernes, 30 de septiembre de 2011

RUGBY


Nunca me ha interesado demasiado este deporte, pero creo que es porque no me han enseñado bien el reglamento o los tipos de jugadas.

Lander, vía email, me ayuda con esto:



Descarga el vídeo aquí.



I M A G E U P D A T E

HOSTIAS POR UN TUBO


Funciona muy bien esto de coger todos los vídeos del mes y ponerlos juntitos.

Casi me meo con el Fail Compilation de septiembre:



Descarga el vídeo aquí.



I M A G E U P D A T E

LA VISIÓN DEL ASTRONAUTA


El Dr. Justin Wilkinson, de la NASA, nos cuenta qué se ve desde la Estación Espacial Internacional, a poco más de 300 km de la Tierra... y a 1080p:



Descarga el vídeo aquí.

Más ISS, aquí.



I M A G E U P D A T E

CHRISTOPHER STOTT


Pintura:





THE AXIS OF EVIL DEAD


El ejército de los EEUU lo encontró, lo mató y lo tiró al mar.

Pero Osama ha vuelto:



Descárte el maravilloso trailer de Zombinladen aquí.

Créditos, aquí.



I M A G E U P D A T E

SURVIVAL GUIDE FOR CITIZENS IN A REVOLUTION


Anonymous publica su guía, que puedes descargar aquí.



I M A G E U P D A T E

POCO A POCO


Si el gol de Gabilondo lo mete Cristiano Ronaldo, abren con eso los telediarios.

Anoche, el Athletic respondió a los hinchas del PSG -que la montaron en Bilbao-, con un par de goles que jusitifican, además, la labor del técnico.

Hacía mucho tiempo que no veía jugar así a los leones; esto promete:



Descarga el vídeo aquí.



I M A G E U P D A T E

jueves, 29 de septiembre de 2011

RIPSTEIN


Idoia Eraso entrevista a Don Arturo, en Gara:

«ZINEMALDIA ERA UN FESTIVAL SERIO Y, DE PRONTO, ES SUBNORMAL. NO VOLVERÉ»

Arturo Ripstein está considerado como uno de los mejores directores del cine mexicano de todos los tiempos. Dolido tras su paso por la pasada edición del Festival de Cine de Donostia, donde ya ganó una Concha de Oro con «Principio y fin» en 1993, ha acudido al festival de Cine Latinoamericano de Biarritz. En ambos eventos ha sido seleccionado en la Sección Oficial por «Las razones del corazón».

El relajante sonido de las olas que llegaban a la terraza del Casino de Biarritz no templa los ánimos del airado Arturo Ripstein. Las críticas a la dirección y al jurado del Zinemaldia donostiarra llegan después de que no hubiera sido galardonado en dicho festival. «Que no parezca que estoy ardido; estoy nada más enojado», explica una vez terminada la entrevista para templar, tal vez, sus declaraciones.

Su última película, «Las razones del corazón», está en la Sección Oficial de Biarritz, pero también ha competido en la Sección Oficial del Zinemaldia. Partía como una de las favoritas, pero al final no pudo ser.
Es más fácil ganar un festival que entrar a la competencia, porque cuando uno presenta la película para que la seleccione el festival compite con otras 200 o 300 películas y después quedan solamente dieciséis; entonces, es más fácil obtener algo entre esas dieciséis. Por supuesto, tiene uno el obstáculo tremendo del jurado, que en el caso del último jurado de San Sebastián es lamentable. Es tener una actriz que no ha salido nunca de Pensilvania (Frances McDormand), y que los gringos nunca entienden nada, nunca han visto una película con subtítulos, no saben leerlos. También un guionista mexicano (Guillermo Arriaga); es decir, un enemigo personal por el hecho de ser mexicano. Porque la megalomanía hace que todo lo demás no exista, que la basura que se escribe parezca oro. La fama se confunde muy fácilmente con ser bueno, ser famoso y ser bueno parece lo mismo, pero no es cierto. La gloria hace que seas muy bueno; la fama es un producto de la publicidad, y este cuate es de un talento innegable para la autopromoción. A Álex de la Iglesia yo le había ganado una Concha de Oro en un festival y eso no se olvida. Una fotógrafa desconocida (Sophie Mantingeux) y un director danés desconocido (Bent Hamer), y dos chapuzas de actrices (Bai Ling y Sophie Okonedo) componen el resto de un jurado muy lamentable. De pronto, la dirección del festival empieza mal. Un festival, además de seleccionar lo que se les da y las mejores películas posibles, tiene que saber qué hacer con un jurado y no tener un jurado de chapuza, porque con un jurado de chapuza mal empieza la semana en el lunes. La dirección del festival en este momento ha logrado convertirlo en un festival en vías de desarrollo.
¿Tiene más confianza con el jurado de Biarritz?
Es gente más sólida sin duda alguna. A mi no me importa ganar o perder, no me importa ganarlo. Me duele perderlo, por supuesto, como a todo el mundo, pero aquí no hay pseudo-actrices. No hay payasadas. Ser el director de un festival de peliculitas de susto, de ¡ay que tuto, ay que mello!, así que tengas 14 años (se refiere a José Luis Rebordinos, que fue director de la Semana de Terror antes de dirigir Zinemaldia). Los 14 años mentales hacen que las soluciones sean de 14 años mentales. Si se juega, bien; y sino se juega bien, mejor no se embarca uno.
Fue una decepción muy seria. El miembro del jurado, pero ¿quién es y qué ha hecho?, la tipa esa dijo que «la primera película que vi, cuando era modelo, la vi a los 18 años de edad». No, así no entra. A no ser que el jurado vaya de ¡ay que mello, ay que tuto!, de las peliculitas que asustan. Hay que ser serio. Este era un festival realmente serio, era de los cinco de Europa y, de pronto, es subnormal.
¿Tanto como eso?
¡Ah, sin duda! Lástima.
Tal vez tenga más suerte en Biarritz.
No es un problema de ganar o perder, es un problema de ver cómo se mueven las cosas. Yo he ganado en un montón de festivales y he perdido en muchísimos más. Vaya, no es una nueva opción para mí, es ver nada más qué se escoge y cómo y porqué y cuál es el sentido de las cosas. Alguien me decía allí, en San Sebastián, que nunca será Cannes porque en Cannes sí saben como se trata a las películas y a las gentes que vienen. En San Sebastián es todo exactamente lo contrario, es una pena. A mí me da muchísima pena, porque es un lugar que a mí me gustaba muchísimo, y no volveré..
Les llegará el mensaje.
¡Espero!
¿En el festival de Donostia cuáles han sido los ecos que ha tenido sobre «Las razones del corazón»?
La película funcionó muy bien. Realmente yo nunca he tenido unas críticas tan elogiosas y tan cariñosas con una película. Nunca he tenido una especie de unanimidad de que las cosas están bien, no tengo ninguna desconfianza en la película. Leo muy pocas críticas, porque hay algunas que son muy malas y eso me niego a leerlo. Si me niego a leer las muy malas, lo hago también con las muy buenas, por un poquito de sanidad. Pero en este caso me han dicho que han sido prácticamente unánimes y que ha habido una espléndida respuesta y a los que vieron la película, que era muy dura y muy difícil, les ha parecido muy grata. Sé lo que hice, nadie tiene que decirme qué está bien. Los caminos que recorren las películas siempre son arduos, espinosos, retorcidos y complicado.

La película es una versión del mito de Madame Bovary. ¿Cómo decidieron enfrascarse en este proyecto?
Uno se inspira como puede. De pronto, lo complicado de la siguiente película es saber cuál es. Entonces uno empieza a tirar hilos por todos lados y hay buenas ideas y malas ideas. Y, de pronto, las buenas ideas son las que se te vuelven inevitables. En algún momento, años atrás, creo que yo fui o Paz (Alicia Garciadiego, su guionista y mujer) nos dijimos: vamos a hacer Madame Bovary, vamos a hacer una revisión. De pronto empezó a volverse muy importante el proyecto para nosotros, y la importancia consistía en mirar lo que se había pensado de Madame Bovary en detrás, porque la única condición que yo le puse a Paz es: «¡Hagamos una Madame Bovary pero no hay que leer de nuevo la novela!».
Paz la había leído de muy jovencita, con 17 o 18 años, igual que yo. Fue una novela que me gustó mucho y que fue importante para mí. Le dije: «Vamos a traducirla, pero sin leerla. ¿De qué te acuerdas?». Uno escribe sus novelas, que es una gran cosa de la memoria, y la memoria hace que las condiciones a tu gusto y a tu entusiasmo. Este es el origen de que, de pronto, se volviese inevitable esta versión. La escribimos a partir del recuerdo, a partir de lo presente.
¿Y han vuelto a leer la novela desde entonces?
No, no, no. Ahora, yo recuerdo bien las opciones puntuales, y sí se parece esta pequeña revisión a aquella.
Paz Alicia Garciadiego y usted llevan 25 años trabajando juntos ¿Ha evolucionado en todo este tiempo su manera de trabajar?
Por supuesto. Han evolucionado una serie de cosas. Por ejemplo, en nuestra primera película, «El imperio de la fortuna», ella me iba entregando el guión casi página por página. Ahora ya ella me lo da completo y yo después le meto mano. Ha cambiado muchísimo en tanto que hace diez años pudimos empezar a hacer cine digital. Es otra manera de entender el oficio de hacer películas. Paz un día me dijo: «¿A mí en qué me modifica el hacer la película digital?». Yo le respondí: «Son muchas las cosas en las que te modifica: puedes escribir los planos de la longitud que quieras, porque ya no hay problema de cortes». En el cine fotográfico no te podías pasar de diez minutos, cuando hacías 35 mm., porque es lo que dura el rollo; ahora puedes hacerlos de nueve o de veinticinco, de lo que quieras. Hay películas de un solo plano.
El cine digital puede ser más o menos económico, y uno llega a pensar que la película que está rodando no es la última; en el cine fotográfico, como es tan caro y tan complicado, uno está seguro de que nunca más vas a volver a filmar y que la película que estás haciendo es el testamento. Tienes que poner todo lo que tienes en la vida y hace generalmente un poco de empacho: es como cuando comes mucho y luego se te hincha la panza.
¿Cómo ha sido el rodaje de «Las razones del corazón»?
Es una película trabajosa. Técnicamente fue compleja, fue largo el proceso porque no teníamos prisa. La película la terminamos apenas hace un mes y poco. He estado metido más o menos con eso y otros trabajos que me permiten poner pan y mantequilla en la mesa.


«Detrás de la mierda invariablemente estarán las joyas que determinen el camino, la verdad y el bien»


El cambio a la era digital ha posibilitado el desarrollo del cine latinoamericano, ya que no son necesarios muchos medios para hacer una película.
El problema serio es que hay un montón de jóvenes que no quieren meterse a hacer cine con este formato, es inevitable. La historia del cine es, sin duda, la historia de sus cambios tecnológicos y este es uno más, y es inevitable. Será la manera de hacer películas de aquí para adelante. El problema es que hay una serie de jóvenes que van a la escuela y hacen los ejercicios con una pequeña cámara. Salen de ahí con su papelito según lo cual son directores de cine, o lo que sea, y les dices que sigan trabajando con la misma cámara y dicen que no, que lo que quieren es un camión, reflectores y mucha gente; cables por el piso, la silla con su nombre. Quieren las cosas que son el obstáculo y el peso de hacer una película. Los que empezamos el cine con el otro formato somos directores viejos. Los jóvenes van a la escuela, pero yo no fui a la escuela de cine nunca, soy absolutamente autodidacta.
Ahora se democratiza un poco el medio con esta posibilidad y el que no filma es porque no quiere. Se puede hacer con amigos, sin presupuesto, como sea. Exactamente igual que como existe la democracia indiscutible en la pintura, la literatura, la poesía, la música... es sencillísimo, cualquiera lo puede hacer, no a cualquiera le sale. Dios es avaro, les dio talento a poquísísimos, pero puede hacerlo el que sea. En el cine ahora el que quiera puede y la posibilidad de que esto se democratice hará monumental cantidad de proyectos, una monumental cantidad de mierda, pero detrás de la mierda invariablemente estarán las joyas que determinen cuál es el camino y cuál es el sentido, la verdad y el bien.
¿Está descubriendo nuevos genios en el horizonte?
México se ha transformado desde cuando yo empecé hasta ahora en que hay una industria cinematográfica con un público. Ahora, por supuesto, el cine mexicano y en general el cine latinoamericano, existirá a partir de unos cuantos autores, que serán mejores y peores. Por supuesto, uno espera que se decanten para bien, pero el problema de la fama ahora es que todo es instantáneo, internetiano, televisivo. La fama es rapidísima, pero la fama no garantiza nada. La gloria es lenta, la fama es instantánea y se confunde muy rápidamente: «Es muy famoso: debe de ser muy bueno».

Alex de la Iglesia, vía Twitter, dice: "sigo pensando que Arturo Ripstein es un soberbio director de cine y un gran amigo. De verdad".



I M A G E U P D A T E

BENDITO BEBERCIO: GOOOOOD MORNING, VIETNAM!


Eh, esto es muy gracioso... Y no pasa en Rusia.

En la provicincia vietnamita de Cao Bang, un tío llega todo mamao a su casa y cuando su esposa le pregunta a ver dónde ha estado, que lleva cuatro días de juerga... él le dice que se calle la puta boca y salga a buscarle algo para soplar, que está seco.

Ella se niega... y él se ve obligado a endiñarle un correctivo, para meterla en vereda, ya sabes...

Pero es un buen tipo, en serio, y se arrepiente a la tercera cuchillada... Así que, con ese atrevimiento que da el alcohol en sangre, trata de cortarse el cuello y suicidarse.

Peeero... En fin, ¿sabes qué es una traqueotomía?

Pues eso:



Más Bendito bebercio aquí.

Descarga esto aquí.



I M A G E U P D A T E

miércoles, 28 de septiembre de 2011

35 Y FLUCEANDO!


Pues eso, que hoy quedan exactamente 5 años para la crisis de los cuarenta.

Y mi hermano me ha regalado esto:

Hale, que no decaiga esta emoción...

Ah, y que no cunda el pánico; ando dándole vueltas a un asunto y es probable que me veas poco por aquí.



I M A G E U P D A T E

martes, 27 de septiembre de 2011

EL BROKER


Me pasa my mother este enlace, para que disfrute con el análisis de este buen hombre... Uno de los pocos que lo tiene claro (los subtítulos son un pelín desenfadados, pero te haces a la idea):



Descarga el vídeo aquí.



R E C U E R D A

Esta crisis económica es como un cáncer. Si te limitas a esperar pensando que va a pasar, seguirá creciendo como un cáncer y entonces será demasiado tarde. Lo que aconsejo a todo el mundo es que se prepare. No es el momento de hacerse ilusiones: los Gobiernos no van a arreglar nada. Los Gobiernos no dirigen el mundo, lo dirige Goldman Sachs y a éste no le importa este rescate. Mi consejo es que la gente proteja lo que tenga porque en un año millones de personas perderán sus ahorros.

Alessio Rastani

STILL LIFE


Este octubre podrás ver en Canal+ el glorioso cortometraje Bodegón, dirigido por mi buen amigo (es un decir) Tucker y protagonizado (esto sí es cierto) por Sergio Guardado.

Es un buen momento para recordar a los 4 McNifikos y echar un vistazo la nueva bobina de Mankuso (se abrirá ventana):


Descarga el vídeo aquí.



I M A G E U P D A T E

USS ENTERPRISE


No soy muy fan de la serie... Pero me gustan mucho estas cosas:





Más cosas de Star Trek aquí o aquí.

JOE SIMPSON


Pintura:





LAURENT NIVALLE


Fotos:





THE GIRL WITH THE DRAGON TATTOO; NUEVO TRAILER


Pues... Eso, un poquito más.

He aquí lo último de Fincher:



Puedes descargar el vídeo aquí.

Aquí en español; descárgatelo aquí.



I M A G E U P D A T E

NARCOS


Te aviso: no quieres ver este vídeo.

Dos hombres (sobrino y tío, respectivamente) confiesan su pertenencia al Cártel de Sinaloa. Acto seguido, con admirable estoicismo, asumen su destino.

Y yo lo flipo (se abrirá ventana):

No sé qué cojones pasa en el mundo... En serio, cada vez estoy más convencido de que la raza humana merece ser aniquilada.

Recuérdalo cuando te estés metiendo la próxima clencha.

Puedes descargar el vídeo aquí. Y si te pasas por el vínculo incrustado en el vídeo... Bueno, hay material como para cagarse encima.





I M A G E U P D A T E


ORBITANDO


Usando seis mil fotos, se curran este vídeo:



Vía Noticias de la Ciencia y la Tecnología.

Descarga el vídeo aquí.

Y si te molan estas cosas del espacio, prueba aquí, aquí, aquí o aquí.



I M A G E U P D A T E

EL INFIERNO


Recuérdalo como Michael Knight... Incluso como Mitch Buchannon... Pero no busques más, no sigas... Porque si pensabas que nuestro buen amigo David había tocado fondo...

En fin, siempre hay un agujero más profundo al que caer:



Descárgatelo aquí.



I M A G E U P D A T E

PRESENTACIÓN


El pasado jueves se presentó Yes, we camp!, el libro, en Joker. Gracias a los que os pasásteis por ahí.

Idoiaga escribió esto.

Y David sacó alguna fotillo:




miércoles, 21 de septiembre de 2011

PARADOJAS DE LA VIDA


A propósito de la condena a Otegi, José Yoldi nos comenta esta cosa tan curiosa:

LA PARADOJA DE LOS DIEZ AÑOS DE CÁRCEL

Los pilotos de Fórmula 1 o de motociclismo saben por experiencia que, por mucha ventaja que lleven a sus rivales, todo puede cambiar –una rotura de motor, un accidente, un pinchazo- hasta el último segundo de la carrera. Y eso suele ser así en casi cualquier deporte de competición. La condena a 10 años de cárcel para los dirigentes de la izquierda abertzale Arnaldo Otegi y Rafa Díez Usabiaga por pertenencia a ETA ha constituido una gran alegría para algunos, en la creencia de que por fin se hacía justicia, y un jarro de agua fría para otros, que creían que el nuevo rumbo de la formación independentista exigía la excarcelación de Otegi para que encauzase el definitivo abandono de la violencia por parte de la banda terrorista.
Pues bien, esa condena (10 años de prisión, a los que se añaden otros 10 de inhabilitación para ejercer cargo público, lo que de hecho impediría a Otegi y Usabiaga liderar las listas de su formación en nada menos que 20 años) puede conllevar una gran paradoja, que haga que unos y otros vean en relativo poco tiempo cómo se troca su alegría por decepción y viceversa. Aunque se trata de pura lógica jurídica, seguro que alguien se lo achacará al Gobierno o a pactos políticos, que nada tendrán que ver con el caso, pero siempre hay personas que prefieren intuir conspiraciones que asomarse a la realidad.
Otegi nunca había sido condenado a penas superiores a dos años de cárcel mientras ha sido la cabeza visible de Batasuna y siempre por enaltecimiento del terrorismo en homenajes a etarras o por injurias al Rey. Algunas las ha cumplido, otras no y la del Rey le fue condonada, porque según el Tribunal Europeo de Derechos Humanos se había vulnerado su libertad de expresión. En el pasado, en 1989, le impusieron seis años, de los que cumplió la mitad, por participar, como miembro de un comando de ETA en el secuestro del empresario Luis Abaitua. Pero, en el caso Bateragune le ha caído la primera pena realmente importante, 10 años por pertenencia a banda terrorista en calidad de dirigente. Precisamente, el proceso en el que ahora ha sido condenado y el de Batasuna-Herriko tabernas, en el que la fiscalía pide 12 años de prisión para él, son los dos últimos, de los siete que tenía pendientes hace cinco años.
Lo peculiar del caso es que tanto en uno como en otro proceso Otegi está acusado del mismo delito, integración en banda terrorista, que tiene carácter de delito permanente y por el que no puede ser juzgado dos veces. Es decir, un criminal puede ser condenado por dos o más asesinatos diferentes en otros tantos juicios, pero la pertenencia a ETA no se puede dividir en periodos, por ejemplo, de 1998 a 2005 y de 2005 a 2008 y condenar por cada uno de ellos. Es el mismo delito hasta que se deja de pertenecer a la organización. La Audiencia Nacional ha absuelto en las segundas vistas a terroristas condenados anteriormente. Seguro que recuerdan el caso de Rabei Osman, el Egipcio, absuelto en el caso del 11-M, porque ya había sido penado en Italia; el de Xabier Alegría, procesado, pero exonerado antes del juicio de Egunkaria por haber sido condenado en el caso Ekin, o el de numerosos etarras que han cumplido condena en Francia por asociación de malhechores con fines terroristas, delito equivalente a la pertenencia a banda armada del Código Penal español, es decir, por ser miembros de ETA.
Claro que se preguntarán ¿Por qué dice eso, si ya ha sido condenado a 10 años?
Pues verán, con anterioridad a todo esto, el 27 de enero de 2010, Otegi fue juzgado por delito de enaltecimiento del terrorismo por su participación en 2005 en el homenaje al etarra José María Sagarduy, Gatza, el preso que más tiempo llevaba encarcelado. Durante el juicio, Otegi se negó a contestar a las preguntas de las acusaciones, pero la presidenta del Tribunal, Ángela Murillo, le preguntó si condenaba la violencia de ETA. Como el acusado se negó a responder, la magistrada comentó en voz alta: “ya sabía yo que no me iba a contestar a esa pregunta”. “Y yo que iba a hacerla”, replicó Otegi, que fue condenado a dos años de prisión.
Precisamente por ese rifirrafe, la defensa de Otegi recurrió la sentencia por considerar que Ángela Murillo tenía prejuicios contra él y el Supremo le dio la razón. En febrero, anuló la condena y ordenó la repetición del juicio con otros magistrados debido a las dudas existentes sobre la falta de imparcialidad de la presidenta del tribunal. Y en julio otro tribunal de la Audiencia no encontró pruebas para condenar al dirigente abertzale.
Sin embargo, por el camino, llegó el momento de juzgar a Otegi por el caso Bateragune y ¡mira que mala suerte!, el tribunal estaba de nuevo presidido por Murillo. La magistrada podía haberse abstenido, habida cuenta de la anterior resolución del Supremo, pero no. Otegi la recusó, pero ella decidió seguir adelante. Y los restantes magistrados de la Sala, por siete votos contra dos, en un corporativismo mal entendido, y en lo que desde fuera de la Audiencia se consideró una torpeza, decidieron no apartarla del caso por tratarse de tipos penales distintos. ¡Cómo si la imparcialidad tuviera que ver con los tipos penales!
Así que ahora tenemos que la condena a 10 años por pertenecer a ETA supondrá que Otegi, por el principio ne bis in idem, no podrá ser juzgado por Batasuna (nadie lo ha planteado todavía, pero Iruin y Goirizelaia son dos estupendos abogados, es un argumento de manual y ya lo han esgrimido en otros procesos) y la causa quedará sobreseída para él. Y, mientras en Bateragune Otegi ha argumentado que sus reuniones eran para distanciarse de ETA y buscar la participación política por vías pacíficas y democráticas, en el proceso de Batasuna –en el que le pedían 12 años de cárcel- no existe esa posibilidad, ya que hace referencia a los años en los que los dirigentes de la izquierda abertzale iban de la mano con la estrategia de la banda terrorista, de lo que existen numerosas pruebas.
¿Y qué pasa con la condena a 10 años? Pues que es muy posible que dentro de unos meses el Supremo la anule –como ya pasó con la del homenaje a Sagarduy- por aparente falta de imparcialidad de la presidenta y que las alegrías se trasformen en decepciones y viceversa. Como un pinchazo en la última vuelta o un gol en el tiempo de descuento.
Hay quien ha querido ver en la condena a Otegi un mensaje de la Audiencia Nacional hacia la izquierda abertzale, en el sentido de que seguirá la mano dura mientras ETA no abandone definitivamente las armas. Otros, sin embargo, creen que no existe tal mensaje supuestamente unánime, sino que la decisión obedece a un ejercicio de la independencia judicial por parte de tres magistrados, a un juicio desde las tripas en lugar de las pruebas del sumario, e incluso, a un posicionamiento de los jueces ante el previsible relevo en el Gobierno. Decían en la serie Juego de tronos que “un león nunca se preocupa por las opiniones de la oveja”.
Decidan ustedes.

Otegi reta puño en alto a simpatizantes de la ultraderecha y de la AVT que habían acudido a insultarle y amenazarle, cuando se acerca a la Audiencia Nacional para ser juzgado, flanqueado por sus abogadas Jone Goirizelaia (i) y Arantza Zulueta.




I M A G E U P D A T E

LA BIEBER-CONDA


Sin más, que encontré esto hace tiempo y se me había pasado:



Descarga el vídeo aquí.

Más mierda, aquí.



I M A G E U P D A T E

martes, 20 de septiembre de 2011