jueves, 17 de noviembre de 2011

EL DEMONIO BAJO LA PIEL


No llega a funcionar la película de Winterbottom, que adapta una obra de Jim Thompson (otra vez), más que nada porque la tensión se va a la mierda antes de llegar al último acto.

A Lou, ayudante del sheriff en un pueblucho al oeste de Texas, le encomiendan la misión de convencer a una prostituta de que eso que hace no está del todo bien. Cuando llega a casa de la chica, con la sana intención de echarla del pueblo, todo se complica... Y sólo es el principio, pues a nuestro amigo se le cruzará más de un cable, probablemente debido al ambiente que mamó durante su infancia.

Quizá -y es un tema que me apasiona-, el hecho de contar con un protagonista tan negativo implique en el espectador la obligación de realizar un mayor esfuerzo, que es difícil de mantener... sobre todo cuando le ves hacer ciertas cosas... Porque nos ofrece una (dos, en realidad) de las secuencias más brutas que he visto nunca en una peli.

Y he visto muchas.

Ojo, spoiler:



Descarga el vídeo aquí.



I M A G E U P D A T E

2 comentarios:

Tripi dijo...

¿Porqué se dicen "te quiero" mientras el tipo le está dando esa somanta de ostias? joder, tiene buena pinta. Y la Jessica Alba -creo que es ella-, por muy abollada que esté, sigue estando buena.

Saludos, e.

davit dijo...

A mi me moló. Pero es cierto que el final te la suda.
Se la recomendé a Mistress Natalie por supuesto.