martes, 6 de marzo de 2012

TETRIS


Ramón Guerricabeitia era el típico chaval al que no se le daban bien las mates, ni sabía escribir o dibujar. De jugar al fútbol ni hablamos, claro... Ya sabes, el inútil de la clase, sin amigos, con la cara llena de granos y un defecto en el habla.

Un pleno.

Pero Ramón lo sabía; no se engañaba a sí mismo... Era consciente de sus limitaciones y, lejos de echarse a llorar en un rincón... Eh... Bueno, una tarde, después de llorar durante un rato, decidió levantarse y analizar la situación...

¿Qué se te da bien? Los videojuegos... ¿Cuál de todos ellos? El Tetris... Vale, pues ahí tienes tu objetivo: tienes que ser el mejor jugador de Tetris de todos los tiempos. Todo o nada.

A esa conclusión llegó. Todo o nada.

Y se puso manos a la obra. Entrenó; jugó sin descanso; día y noche, sin parar ni para mear... Se fusionó con el cosmos, con la vida, con Alekséi Pázhitnov; a punto estuvo de codearse con Dios.

Pero después de tres años vio este vídeo en Internet...

Y se suicidó, claro:



Descarga el vídeo aquí.



I M A G E U P D A T E

3 comentarios:

Eneko dijo...

pobre Ramontxu.
menos mal que a mi me dio solo por llorar, en mi rincon de paria social de clase.
ahora que me ha dado por escribir estoy mas cerca del suicidio.
entiendo a Ramontxu.
Goian bego!

Anónimo dijo...

ALGUN DIA TE AGARRO Y TERMINAS CON EL CULO ABIERTO PRECIOSA ¿ALGUN DIA COGEMOS?>_<

marcos dijo...

podías haber salvado al personaje, Egoitz, no seas cruel. por cierto, aquí arriba tengo lo que se puede llamar literalmente "un tonto del culo"